Shop Mobile More Submit  Join Login
About Literature / Hobbyist ( ͡° ͜ʖ ͡°)Female/Venezuela Groups :iconfan-fics-hispano: Fan-Fics-Hispano
¡Lo mejor del Español!
Recent Activity
Deviant for 3 Years
Needs Core Membership
Statistics 103 Deviations 6,883 Comments 15,670 Pageviews
×

Newest Deviations

Literature
Sentencia de Nacimiento [FINAL]
2 años pasaron desde que Akira y Akio llegaron al Bosque Kyuby, habían crecido mucho, ahora con 7 años de edad podían convertirse de nuevo en humanos y luego en cachorros, ahora eran los principales conductores de electricidad por todo el Bosque y lo mejor es que era energía natural, que venía de ellos dos y siempre estaba activa para todos, sin cables por el bos-que, sin complicaciones. Ellos habían resultado ser tan inteligentes y audaces que ya con sólo 7 años hacían los planos para donde iban a vivir cuando fueran más grandes en el pueblo, para así manejar la electricidad tranquilamente desde un lugar alto y con toda la vista del pueblo y el bosque mismo. Habían hecho muchos amigos, casi todo el pueblo los conocía y  se hicieron muy queridos tanto por Kyubys como por otras criaturas. Había que admitirlo, les había ido bien.
-¿A dónde van ustedes dos ahora?-Preguntó una Ranma limpi
:iconMeiOne:MeiOne
:iconmeione:MeiOne 1 0
Literature
Sentencia de Nacimiento [PARTE III]
Unas calles más abajo, una mujer con una capucha puesta examinaba algu-nos vegetales cerca de un quiosco, en ese entonces, el impacto también llegó ahí, miles de bombillos cercanos y artefactos empezaron a explotar, la gente empezó a sucumbir ante el pánico, gritos y más gritos, sin embargo, la joven mujer se mantuvo tranquila, dejo la manzana donde estaba y un mechón rosado sobresalió ligeramente de la capucha, ella alzó la vista unos potentes ojos negros miraban la gente enloquecida, sonrió levemente.
-No creí que los humanos fueran tan escandalosos.-Murmuró, empezó a caminar, olisqueando un poco el aire, repentinamente se detuvo aturdida y sobre todas las cosas, atónita.
-…No puede ser.-
Las múltiples explosiones hicieron que los gemelos lograran huir hacía el bosque, pero eso no bastó para detener a los policías montados en sus caballos, Akio corría con toda la fuerza que ten
:iconMeiOne:MeiOne
:iconmeione:MeiOne 1 0
Literature
Sentencia de Nacimiento [PARTE II]
3 años después.
3 años han pasado. Resumiendo lo que ocurrió esa vez Max les conto la verdad a Anastasia y a Beilay, estas al principio tardaron en reaccionar y después de tranquilizarlas a ambas, el cura Gabriel les dio una “sugerencia” para tal vez resolver el problema que ahora tenían en sus brazos los geme-los. Este era mantenerlos  internados en la habitación de estos (Con la condi-ción de mantenerlos amarrados con las cadenas y los grilletes separados a cada extremo de la habitación) y a partir de ello realizarles exorcismos 4 veces por semana, como deducían ellos eso tal vez “funcionaria”  para sacar-les el “demonio” que tenían adentro a los gemelos, entonces durante esos 3 años estuvieron haciendo los dichos exorcismos lo cual equivale a 4380 exorcismos durante ese tiempo.
Pero como veían, no daba resultado.
-¡Sostenlo!-
-¡Traigan el agua!-
-¡AGH! ¡
:iconMeiOne:MeiOne
:iconmeione:MeiOne 1 0
Literature
Sentencia de Nacimiento [PARTE I]
Sentencia de Nacimiento
Era una noche tormentosa en un pueblito de Escocia era el siglo XIX en el Pueblo Vergenbut, eran altas horas de la noche y en una de las casas del pueblo se encontraba Anastasia Campbell dando a luz -¡Puja, Ana, puja!-Gritaba una de las vecinas llamada Beilay quien se había criado junto a Anastasia mientras la enfermera local la ayudaba a pujar-¡Vamos a la cuenta de 3 una última vez!-Decía la enfermera tomando la mano de Anastasia. Mientras en un rincón oscuro de la habitación se ocultaba una leve sombra amarilla la cual los presentes no se habían dado cuenta de su presencia debido a la conmoción por el parto, esta sombra era en realidad un espíritu y no uno bueno precisamente, era un espíritu cediendo y desesperado de sangre, lleno de locura, con una libertad indomable y unas ganas inhumanas por las travesuras...Era el espíritu de un Kyuby. Los espíritus de los kyubys acostumbran
:iconMeiOne:MeiOne
:iconmeione:MeiOne 1 0
Aurelion (Mindfeilmuto) by MeiOne Aurelion (Mindfeilmuto) :iconmeione:MeiOne 7 2 Sucrette Canaria by MeiOne Sucrette Canaria :iconmeione:MeiOne 5 4 Sucrette Mei o sea yo pues quien mas by MeiOne Sucrette Mei o sea yo pues quien mas :iconmeione:MeiOne 12 2 Sunsuns (Only Spanish, sorry) by MeiOne Sunsuns (Only Spanish, sorry) :iconmeione:MeiOne 18 27 Feliz Dia del Poto by MeiOne Feliz Dia del Poto :iconmeione:MeiOne 2 6 Nona Nagai and PD24 (Star Wars) by MeiOne Nona Nagai and PD24 (Star Wars) :iconmeione:MeiOne 10 0 Screaming by MeiOne Screaming :iconmeione:MeiOne 4 10
Literature
Contando hasta 20. (Only Spanish, sorry)
1, 2. Paredes blancas y pijama holgada, ¿entonces así se siente ir a estos laboratorios? Es bastante frío y...acolchado.
3, 4. El acolchado no está mal, el doctor tampoco es tan malo aunque me hayan dejado aquí en esta caja. En una de las paredes hay una cabina donde veo a los enfermeros trabajar mientras estoy aquí.
5, 6 Inyecciones. No me gustan las inyecciones, me mandan a dormir sin mi consentimiento y es feito...Mamá ha venido mientras dormía.
7, 8 Personas. Todas al rededor de mi, poniéndome extraños aparatos en la cabeza, todo es muy extraño y a decir verdad quiero mi espacio vital.
9, 10. El doctor hablá con los enfermeros sobre los resultados de mi mente, tal parece quieren que siga aquí por más tiempo...
11, 12. Esto ya se hace aburrido, mis amigos no vienen mucho...Me preguntó si aquellos que conocí en internet estarán bien. Han pasado 2 meses desde que vine.
13, 14. Ahora suelo estar ac
:iconMeiOne:MeiOne
:iconmeione:MeiOne 7 0
Dorian (Only Spanish, sorry) by MeiOne Dorian (Only Spanish, sorry) :iconmeione:MeiOne 22 30 Chain (Only Spanish, sorry) by MeiOne Chain (Only Spanish, sorry) :iconmeione:MeiOne 24 17 Feliz Januca Digo Birthday by MeiOne Feliz Januca Digo Birthday :iconmeione:MeiOne 3 15 PARTY JARD(? by MeiOne PARTY JARD(? :iconmeione:MeiOne 6 99
Cookie chomp by SwissCheesy :thumb564308788: :thumb564308788: Cookie chomp by SwissCheesy Pixel Dory by kaykaykit

Random Favourites

[Happy B-DAY!] Nerrddssss by Whitexkitty [Happy B-DAY!] Nerrddssss :iconwhitexkitty:Whitexkitty 114 29 Dipper pirate *gif* by Whitexkitty Dipper pirate *gif* :iconwhitexkitty:Whitexkitty 174 52 Sans by Whitexkitty Sans :iconwhitexkitty:Whitexkitty 125 47 Drop Pop Sansy by Whitexkitty Drop Pop Sansy :iconwhitexkitty:Whitexkitty 175 43 ~~Neko Falls~~ by Whitexkitty ~~Neko Falls~~ :iconwhitexkitty:Whitexkitty 325 51 discounts are that way by Redvelvetshock discounts are that way :iconredvelvetshock:Redvelvetshock 77 8 Yin - Entity Astray by 8BitRiko Yin - Entity Astray :icon8bitriko:8BitRiko 40 5 Pringle by jamesfoxbr Pringle :iconjamesfoxbr:jamesfoxbr 145 28 Meep by Damian-Fluffy-Doge Meep :icondamian-fluffy-doge:Damian-Fluffy-Doge 21 2 {leonardo watch} sugar song and bitter step! by Paluumin {leonardo watch} sugar song and bitter step! :iconpaluumin:Paluumin 44 16 SU: It's LOVE [Speedpaint] by lythweird SU: It's LOVE [Speedpaint] :iconlythweird:lythweird 175 11 We Bare Bears - Through The Snow by Brian-Rousette We Bare Bears - Through The Snow :iconbrian-rousette:Brian-Rousette 266 34 Amethyst by ronnie92 Amethyst :iconronnie92:ronnie92 32 2 Hipster! Dipper by Bookworm-Pines Hipster! Dipper :iconbookworm-pines:Bookworm-Pines 49 0 Your Ass is Grass [Pokemon Sky Race] by AutopsyJuice Your Ass is Grass [Pokemon Sky Race] :iconautopsyjuice:AutopsyJuice 235 89
Cosas geniales que me gustaron de gente genial y buena dibujando y/o escribiendo
Cookie chomp by SwissCheesy My Milkshake by Koomba Butterfly by renekotte
Snowy by BoffinbraiN Stereo by BoffinbraiN :headphone: by madb0y :typer: revamp by madb0y :CardGame: by MenInASuitcase the biggest eater by MenInASuitcase


:heart: My crackship, My OTP :heart:



Donate

MeiOne has started a donation pool!
65 / 100
Ni pregunten para que pido que donen.

You must be logged in to donate.

Groups

Activity


Sentencia de Nacimiento



Era una noche tormentosa en un pueblito de Escocia era el siglo XIX en el Pueblo Vergenbut, eran altas horas de la noche y en una de las casas del pueblo se encontraba Anastasia Campbell dando a luz -¡Puja, Ana, puja!-Gritaba una de las vecinas llamada Beilay quien se había criado junto a Anastasia mientras la enfermera local la ayudaba a pujar-¡Vamos a la cuenta de 3 una última vez!-Decía la enfermera tomando la mano de Anastasia. Mientras en un rincón oscuro de la habitación se ocultaba una leve sombra amarilla la cual los presentes no se habían dado cuenta de su presencia debido a la conmoción por el parto, esta sombra era en realidad un espíritu y no uno bueno precisamente, era un espíritu cediendo y desesperado de sangre, lleno de locura, con una libertad indomable y unas ganas inhumanas por las travesuras...Era el espíritu de un Kyuby. Los espíritus de los kyubys acostumbran vagar por el mundo en busca de algún cuerpo al cual puedan poseer para devorar su cordura y sus recuerdos y así hacer ese cuerpo totalmente suyo para controlarlo a libertad.

La mayoría de las veces prefieren poseer cuerpos mayores, ya que para algunos les parece ridículo poseer los de los niños, pero tienen que hacerlo ya que esa es su única fuente de reproducción (Debido a que no pueden criar), el espíritu observaba en silencio la escena esperando el momento oportuno para entrar en acción, normalmente las almas de los niños y su cordura eran fáciles de manejar y si era de un recién nacido, prácticamente era como si se lo sirvieran en bandeja de plata.

-¿¡Lista?!-Gritaba la enfermera-¡Uno…Dos…Tres…PUJA!-Y con un alarido de parte de Anastasia por fin dio a luz-¡Felicidades…Son gemelos!-Dijo la en-fermera feliz mientras con un paño limpiaba a los 2 bebés.

-¡Enhorabuena Ana!-Dijo feliz Beilay mientras sostenía en sus brazos a uno de los niños-¿Cómo les pondrás?-pregunto ella a Ana, quien a duras penas pudo musitar-Akira…Akio-dijo con una sonrisa la mujer, Anastasia tenía un leve caso de autismo,  tenía las piernas paralizadas  y apenas podía hablar un poco, y se preguntaran ¿Cómo quedo embarazada? Pues verán, ella sufrió una violenta violación hace un tiempo atrás pero logro sobrevivir y lo bueno es que le dieron sentencia al violador y fue ejecutado hace unos meses atrás, lo malo es que la dejo a ella con esa carga; volviendo a la escena la Enfermera había notado algo raro en los 2 niños estos se movían pero no lloraban y eso era de preocuparse ya que normalmente los bebés lloraban al nacer.
-¿Por qué no lloran?-pregunto en un susurro la enfermera, esta miro a Beilay quien se quedo observando a el pequeño Akio en sus brazos-No lo sé…-Murmuro ella, Anastasia con el esfuerzo que hizo las miraba a ambas con cansancio y trato de musitar algo parecido a “¿Qué ocurre?” pero solo salió un sonido parecido al del hipo en su boca, Beilay miro a la enfermera con la preocupación en su mirada-No pensaras que están…-La Enfermera trago grueso-No…no lo creo, están moviendo sus manos, pero…no entiendo porque no lloran-Observo esta.

Mientras en la esquina oscura de la habitación el espíritu se preparo para actuar-(Es ahora o nunca…)-Y dicho esto salió de la esquina y la luz se fue completamente dentro de la habitación, los presentes gritaron-¿Qué ocurre?-Decían algunos (otros vecinos que habían venido de “chismosos” a presenciar el nacimiento)-Se fue la luz-Dijo la panadera-¡Rápido alguien busque una vela!-Grito la Enfermera con Akira en brazos-Ig…-musito Anastasia como dando a entender que se preguntaba que había pasado, el espíritu se movió dejando una estela de luz amarilla que nadie por alguna razón noto, este miro a los 2 recién nacidos y sonrió sádicamente-(Serán una buena adquisición…)-murmuro y sin más coloco ambas manos en su cabeza (o lo que parecía ser su cabeza ya que se veía como una sombra humana) y jalo con fuerza partiéndose en dos, al hacer esto consume mucha energía espiritual lo cual debilito su sombra humana y quedo como resultado dos pequeñas bolas de luz amarillas flotando en el aire-(Es hora…)-Y con esto ambas bolas entraron al mismo tiempo en cada gemelo, la luz volvió en el instante en el cual estas entraron dentro de los bebés, todos suspiraron del alivio.

-Bu…Bu… ¡BUAAAAAAAAAAAAAAAAAAAH!-Ambos bebés empezaron a llorar con una fuerza descomunal Beilay, Anastasia y la enfermera sonrieron-¡Ya era hora!-Dijo esta ultima mientras le sonreía a Akira en sus brazos, este hacia muecas de dolor al igual que su hermano que se encontraba en brazos de Beilay, uno lo interpretaría que hacían esto porque estaban llorando pero no…No era así-Aquí tienes Ana-Dijo con una sonrisa maternal Beilay mientras le entregaba a Akio, luego hizo lo mismo con Akira. Anastasia sonrió al ver a sus pequeños vivos y saludables, los presentes estaban felices al ver a los niños y a la madre con buena salud.

-¿Cuánto crees que tarden en dejar de llorar?-Pregunto Beilay mientras miraba a los niños  aun llorando y a Anastasia sonriéndoles como si no le importara el hecho de que aun no se habían calmado-Depende…pero supongo que habrá que dejarlos llorar, me parece muy extraño que hayan tardado tanto en reaccionar-Opino la enfermera mientras se limpiaba las manos con un paño que había cerca-Bueno…-concluyo Beilay-Al menos están vivos y nacieron sin ninguna discapacidad heredada de su madre-Sonrió finalmente a los 2 niños que aun lloraban, y no, no lo hacían porque acababan de llegar al mundo…

Lo hacían porque sus vidas acababan de ser arrebatadas y sentenciadas.

No pasó mucho tiempo después de eso, alrededor de 2 años, Akira y Akio se desarrollaban mucho más rápido que los niños normales, con tan solo 2 años ya ambos caminaban a la perfección, hablaban y leían con una fluidez increíble, pero también eran muy...cerrados y serios ya que se pasaban la mayoría del tiempo en su habitación. Beilay, quien vivía junto a Anastasia para ayudarla (debido a sus enfermedades) había hablado el impresionante desarrollo de los gemelos con la enfermera que ayudo a Anastasia en el parto y recomendó que debían tener cuidado con estos niños y ayudarlos a desarrollar su inteligencia despacio. En cuanto al físico de los gemelos, no podían ser más diferentes a su madre; Anastasia era de tez morena, cabello negro y ojos cafés, en cambio Akira y Akio eran rubios con un cabello muy alborotado y tenían ojos grises, esto a veces no le hacía gracia a Beilay (que era igual que Ana ha excepción que sus ojos eran negros) ya que salieron iguales a su padre (el violador quien fue ejecutado hace 2 años atrás)-Bien niños, ¿listos para su actividad diaria?-Dijo animada Beilay, mientras se sentaba en el suelo enfrente de los gemelos quienes mostraban desinterés por cualquier cosa excepto sus cubos, los cuales se encontraban regados alrededor de la sala(A ellos les encanta construir y desarmar objetos [ puede ser cualquier cosa]), Anastasia aplaudió emocionada dando a entender que quería darles ánimos, Akira suspiro mientras se acomodaba sus lentes media luna (los cuales estaban remangados con cinta adhesiva debido a que eran viejos y además esta era la única forma de diferenciarlo de Akio)-Si...estamos listos Tía Beilay-dijo este mientras miraba a Akio con cara de aburrimiento y flojera, su hermano le asintió con desgana, luego volteó la mirada hacia su Tía-Si, adelante tía...Y acabemos con esto-Susurro y Akira rio por lo bajo, normalmente se hacían bromas entre ellos y se divertían a su manera (aunque podía ser muy extraña la manera) , Beilay sonrió y saco unas tarjetas con dibujos abstractos y las ordeno-Bien, ya saben a qué va el juego, verán la imagen y dirán lo primero que intérprete sus mentes. Bien, empecemos-saco la primera tarjeta sonriendo-Gato-Dijeron al unisonido de manera calmada los gemelos, Beilay saco otra-Árbol-Dijeron ambos y así siguieron con las siguientes imágenes; una sonrisa de orgullo se formo en Beilay y Anastasia mientras ellos seguían respondiendo.

-(Que aburrido es esto...)-Pensó Akira mientras apoyaba su codo de su pierna y su barbilla de su manita mientras fijaba su vista en cualquier objeto de la sala, no le importaba mirar las tarjetas ya que por alguna razón a veces sentía que si miraba hacia otro lugar no importara cual fuera podía ver las imágenes de la tarjeta en su mente, pero claro esto solo pasaba cuando Akio las mirara o viceversa (ya que Akio también se lo había comentado) -Es como si nuestras mentes estuvieran conectadas-Había dicho su hermano gemelo. Akira fijo su vista hacia la mesita de la entrada la cual tenía una lámpara encima, este se le quedo viendo fijamente al bombillo durante unos minutos y de repente sintió algo en su nuca que le erizaba la piel y enton-ces...El bombillo se encendió.

-Vaca-

Este dio un respingo-¿Eh?-Dijo Akira alerta mientras se enderezaba, Beilay lo miro extrañada-Akira...Qué extraño que no respondiste junto con tu hermano, bien ¿Qué ves aquí?- Beilay alzo la imagen y Anastasia aplaudió animándolo, la imagen era borrosa tenía un montón de líneas y colores vivos...Y en el centro había un animal muy extraño también... ¿Qué clase de pintura era esa? Entonces, casi como un silbido e involuntariamente dijo: - Sangre y un Zorro-Y sintió una leve pulsación en su cerebro, pero lo ignoro (También ignoro el hecho de que parecía que su hermano había sentido lo mismo) Beilay lo miro impresionada y Anastasia hizo un sonido con su garganta muy extraño que tal vez simulaba asombro-¿Qué?-Dijo ella mien-tras miraba al niño estupefacto-¿Qué dijiste Akira?-Akira nervioso miro a su hermano y éste lo observaba con cierta suspicacia pero a la vez impresión por lo que dijo, Akira bajo la mirada hacia el suelo avergonzado-Vaca...-Musito-No...Lo que dijiste antes Akira-Insistió Beilay, Akira apretó los puñi-tos-Dije Vaca...-Akio lo miro y luego a Beilay quien estaba dispuesta a seguir insistiendo, esto lo molesto ligeramente odiaba a la gente que era así y que no tenía motivos para hacerlo, apretó los dientes y miro duro a Beilay-El dijo Vaca- Beilay entre cerró los ojos mirándolos a ambos y luego a Anastasia-Ana...El dijo Vaca?-Anastasia por su enfermedad mental hizo un sonido con la garganta y movió el brazo un poco-Eso...No me convence-Akio apretó más los dientes y frunció el seño, Akira pudo jurar oír un gruñido proveniente de su hermano muy parecido al de un perro pequeño, finalmente con un tono frío y duro, Akio dijo-Fue vaca ¿verdad Akira?-Akira dio un respingo, y pudo sentir que su hermano estaba produciendo electricidad dentro de él, pero no...Eso sería ridículo, es decir ni que fuera una bombilla o algo así, de alguna forma la electricidad de su hermano le dio ánimos y se enderezo firmé con él-Sí-afirmó y ambos no tuvieron que mirarse para decir-¡Ambos dijimos Vaca!-Y de repente la bombilla exploto.


Una pequeña pelota rodo por el piso y choco contra una pequeña casa de cubos bien construida, esta se tambaleo ligeramente y se detuvo, mientras Akira soltaba un suspiro dirigió la mirada hacia Akio quien estaba mirando la ventana pensativo-¿En qué piensas?-Pregunto y Akio hizo una mueca-En nada…Solo digo que no debía molestarse por lo de la bombilla-frunció el ceño y su hermano hizo lo mismo mientras se colocaba junto a él, ambos miraban el atardecer por la ventana.
El caso era que, después de que la bombilla exploto Beilay regaño a ambos diciéndoles que no le gritaran a los mayores y también se molesto porque tenía que comprar otra bombilla y eran difíciles de conseguir, Anastasia no dijo nada simplemente miro los restos de la bombilla e hizo una señal de oración (Ella era una mujer muy religiosa) y luego Beilay mando a los geme-los a su habitación.

-¿Sabes Akira?...Creo que deberíamos entrar en otros campos de construc-ción-Opino Akio cambiando de tema.

-Si…deberíamos, ya los cubos son muy…neh de ayer-bromeo él y ambos rieron-¿Pero con qué podemos hacerlo?-Se preguntó y ambos se miraron.

-¿Sabes?-

-¿Qué?

-Podríamos hacer una bombilla-

-¡¿Qué?! ¡Pero eso es imposible!-Dijo Akira impresionado.

-¿Por qué crees que sea imposible?-

-Porque nadie lo ha intentado…Y son difíciles de hacer-

-¿Y por eso tiene que serlo?-

-No… ¡Oye tienes razón! Deberíamos intentarlo-

-¡Claro! Y así tendremos nuestra propia reserva de bombillas y podremos romper las que queramos-Sonrío Akio

-Por cierto…-

-¿Qué?-

-¿Cómo caracoles exploto la bombilla?-Ambos se miraron durante unos segundos con caras curiosas y miraron al mismo tiempo la puerta de la habitación que conducía a la sala.

-¿Vamos a ver?-Dijo Akira sin mirarlo-Sí…-Sonrío Akio y ambos caminaron en silencio hacia la puerta, Akira la abrió con cuidado y miro hacia los lados-No hay piezas a la costa-susurro y Akio río detrás de él.

-¿Piezas?, ¿fue lo mejor que se te ocurrió? Eres una vergüenza-Akira rio igualmente y corrió rápidamente hacia el pequeño  bote de basura mientras Akio iba detrás de él-¿Están ahí?-Susurro mirando sobre el hombro de Akira y este rebuscaba en la basura sin miedo a ensuciarse hasta que…
-¿Niños? ¿Qué hacen?-Ambos miraron hacia atrás y vieron a Beilay cruzada de brazos con una mirada suspicaz, Akira apretó los dientes y se dirigió a ella-Nada tía…-Beilay suspiro y se agacho para quedar a la altura de los niños-Creí haberles dicho que se fueran a su habitación-Akio suspiro y la observo con seriedad-Ya estamos aburridos de estar encerrados tía, tenemos un desarrollo excelente ¿Por qué no dejarnos salir afuera?-Akira y Akio podían ser muy cerrados pero aun así la curiosidad de un niño nunca se agota, Beilay suspiro y les sonrío levemente-Pues, de eso quería hablarles ¿han notado que su madre ha estado algo triste últimamente?-Preguntó, ambos se miraron y suspiraron tristemente.

-Sí-Asintió Akio con desgana -¿Por qué ha estado triste? ¿No somos buenos hijos acaso?-Pregunto y Akira se cubrió la cara con las manos-No queremos defraudarla Tía-Akira y Akio siempre querían hacer lo mejor para su madre y se ponían triste con sólo pensar que no era suficiente para satisfacerla, Beilay rio tiernamente-No, no, no niños no piensen eso, ustedes son unos excelentes hijos solo que…Deberían de dejar de ser tan cerrados, su madre quiere que ambos tengan una infancia normal y bueno, mañana debo ir al mercado a vender la leche que nos da nuestra cabra, los llevare conmigo ¿les parece?-Akira y Akio se miraron y por un segundo Akio pudo oír la voz de su hermano en su mente y viceversa esta expresaba emoción pura, ambos se lanzaron a abrazar a Beilay con emoción-¡Tía Beilay!-Dijo Akio-¿¡Lo dice en serio?!-Grito con emoción Akira y esta rio-¡Jajajaja! Por supuesto que si niños, ahora quiero que ambos vayan a cambiarse, ya es tarde y es momento de que duerman-Ambos asintieron y corrieron con alegría hacia la habita-ción olvidando el tema de la bombilla.

-¡Que emoción hermano!-Dijo con alegría Akio mientras se colocaba su pijama, Akira estaba sentado en el suelo colocándose los pantalones a duras penas-¡Sí! ¿Te imaginas? Ahora que nos dejaran salir afuera [Ya que su Tía los mantenía a ambos encerrados en casa ya que eran demasiado “peque-ños”] podemos conseguir más objetos para construir-Sonrió con emoción e ilusión mientras agarraban unos cuantos legos y en un minuto creaba algo parecido a una bombilla-¡Podremos hacerle la bombilla a mamá también!-Dijo Akio derrumbándose en el suelo con una sonrisa mientras miraba la bombilla  de legos.

Ambos suspiraron-Seremos los primeros en crear nuestra propia bombilla-dijeron al unisonido y ambos rieron levemente, Akira miro a Akio con suspicacia-¿Por qué siempre decimos lo mismo, al mismo tiempo?-Akio se encogió de hombros-No tengo idea pero es grandioso hacerlo-sonrío-Y raro-Agrego Akira.

-Nuestra bombilla será única, será de legos-Dijo Akio mientras agarraba la pequeña bombilla y la dejaba en la mesa de noche, en eso Akira noto algo extraño en el pelo de su hermano-Oye…-se levanto con cuidado y caminando hacia él le examino el cabello-¿Hum? ¿Qué pasa?-Pregunto Akio mirando hacia arriba, Akira se impresiono levemente y separo de los demás mechones rubios unos 6 mechones que resaltaban bastante entre la melena de su hermano, estos era mechones…Azules-Tu cabello…-susurró.
-¿Qué le pasa a mi pelo?-frunció el seño y se aparto de Akira-Tenias mecho-nes azules…-dijo aún impresionado-¿Azules?-Akio arqueo una ceja y empezó a inspeccionar sus mechones rubios-Sí-Asintió él y de repente un mechón cayó en su cara y al momento de retirárselo, que sorpresa…Era azul-¿Eh?-Miro el mechón de cabello impresionado-Akio… ¡El mío también esta así!-Akio lo miro y arqueo una ceja-¿Cómo es posible eso?-Pregunto-No tengo ide…-Iba a responder Akira pero entonces…
-¡Niños! ¿¡Aun no se han dormido?!-Pregunto Beilay desde la sala-¡Recuerden que iremos apenas amanezca!-Gritó, ambos se miraron y suspiraron.

-¡Ya nos dormimos Tía Beilay!-Dijeron al unisonido y ambos sacudieron la cabeza-Debemos de dejar de hacer eso-Concluyeron y dejando de lado lo de los mechones azules repentinos, se subieron cada uno a su cama. Ambos se acostaron rápidamente en sus camas, Akio miro el techo y luego agarró uno de los mechones azules-Que extraño...¿A qué crees que se deba Akira?-Dijo mirando a su hermano desde la cama-No lo sé...Solo espero que no sea nada malo-Admitió soltando un suspiro-Apaga la luz Akio-Y se dio la media vuelta cubriéndose con su manta-Apágala con la mirada como lo hiciste hace unas horas atrás con la bombilla-Oyó decir a su hermano y se impresionó-¿Qué?-Dijo sin mirarlo-Nada...-Murmuro Akio y en eso el bombillo se apagó-Ya lo hice yo...Bu-buenas noches-Musito Akio, Akira tuvo curiosidad por saber cómo su hermano sabia lo del bombillo pero decidió ignorarlo, en eso sintió leves voces provenientes de Akio (eso ya era normal a veces hasta trataban de comunicarse mediante eso pero no podían) estas mostraban inquietud e incertidumbre, Akira se volteó y lo llamó-Akio-susurro y en eso su hermano se cubrió con las mantas dando a entender que no quería hablar, oyó un suspiro de su hermano-No me ocurre nada Akira-Dijo este-Duérmete-musito, Akira rodeo los ojos y se durmió

-Y-yo…Yo también puedo hacerlo-Pensó Akio mientras miraba la pared con terror.

Al día siguiente los gemelos se despertaron al alba y esperaron a que Beilay estuviera lista (-¡Apresúrate Tía Beilay!-) Decían los niños, estos habían intentado peinar sus rebeldes cabellos para que no se notaran los mechones azules (Estos no eran muchos pero aun así se notaban a cierta distancia), finalmente se despidieron de Anastasia (Esta aplaudió como de costumbre) y partieron al Centro del Pueblo.

-Denme la mano niños-Dijo firme pero a la vez tierna Beilay mientras Akira y Akio tomaban la mano de esta y se pegaban a ella con algo de miedo pero con la curiosidad como siempre latente.
El Pueblo Vergenbut era muy colonial, quiero decir todo parecía muy victo-riano y de época, el Centro del Pueblo era muy animado por la mañana gente comerciando sus productos caseros, vendedores promocionando sus productos; se podría decir que vivían en paz y armonía. Akio y Akira observaban con atención cada puesto mientras caminaban.

- ¿Y qué vamos a comprar Tía?-Pregunto Akio mientras observaba con interés un puesto de vegetales Beilay soltó la mano de Akira y rebusco en una bolsa que había traído de casa-Vamos a visitar a uno de mis comprado-res más fieles-Dijo con orgullo, Akira la miro con curiosidad-¿Qué vendes exactamente tía?- Beilay lo miro con orgullo-¿Recuerdan esa cabra que teníamos en el establo a las afueras de la casa?-Akira y Akio asintieron, claro recordaban ligeramente que su tía había hablado de ello pero no creían que fuera cierto del todo-Pues, con su leche yo hago queso todas las noches y luego en las mañanas vengo al Centro del Pueblo y lo vendo, me pagan muy bien aunque no lo crean-Siguieron caminando durante unos minutos Akira y Akio notaban que llamaban un poco la atención.
-Oye…-le susurro Akira a Akio mientras caminaban detrás de Beilay-¿Porque la gente nos mira tanto?-Dijo con un tono de miedo, Akio ladeo la cabeza e hizo una mueca-No…no tengo idea-Admitió, y de hecho la gente del pueblo tenía razones para mirarlos debido a que la apariencia de los gemelos era algo…Desubicada, Akira y Akio a diferencia de los demás habitantes tenían apariencia extranjera (Debido a que la mayoría de la gente del pueblo era de tez morena, ojos cafés y cabello negro) así que se podía decir que resaltaban en la población, en eso un grupo de niños paso corriendo al lado de Akira y Akio uno de ellos llevaba una herida pequeña en la mejilla la cual se le sobresalía ligeramente la sangre y en eso ambos sintieron una ligera molestia en la nariz-A-ag…-Musitaron ambos gemelos mientras movían sus narices-¡Akira, Akio! ¡Vengan ya estamos cerca!-Dijo Beilay a lo lejos mientras les indicaba que la siguieran-¡Ya vamos!-Ambos corrieron chocando un poco con la gente que pasaba-Eso es…No se separen de mi ¿ok?-Y siguió caminando mientras los gemelos le pisaban los talones-(Ag… ¿Qué es esta molestia qué siento en mi nariz?)-Pensó Akira mientras movía la nariz y noto que Akio hacia lo mismo-A…-Iba a llamarlo para preguntarle si él sentía lo mismo (Ya que normalmente cuando algo le pasaba a él también le pasaba a su gemelo) pero de repente…
Carne…

-(¿Eh?)-Akira se detuvo y miro a ambos lados-(¿Quién está?)-

Almas…

-¡¿Um?!-Akira impresionado miro hacia todos los lados buscando la fuente de la voz, era siniestra pero lo que le parecía curioso era que parecía ser…la suya-¿Akio?-Lo llamo y en eso noto que su hermano ya no estaba junto a él-¡¿Akio?!-Lo llamo desesperado.

¿Los hueles? Es sangre…

La voz volvió a hablar y Akira empezó a asustarse más.

-¿¡Akira?!-Gritaba Akio al otro lado de la multitud que pasaba, se sentía desesperado y aquella extraña voz no dejaba de murmurarle al oído cosas extrañas, en eso su nariz empezó a olfatear de manera extraña a la gente que pasaba-¿E-eh?-Entre cerró los ojos como si el olor de las personas fuera embriagador.

Necesito sangre…órganos…comida.

Le susurraba la voz a ambos gemelos, en eso ambos sintieron un deseo impresionante de atacar al primero que se les acercara.

-No…no-susurraban ambos mientras sacudían la cabeza, sus estómagos empezaron a rugir y algo en su cabeza les gruñía-¡Ba-basta!-Murmuro Akira mientras este empezaba a correr tratando de alejarse de la gente su nariz no paraba de olfatear a la gente en su alrededor y su estomago rugía sin parar-¿Eh?-Akio miro hacia el frente y vio a su hermano correr-¡Akira!-Sin pensar-lo corrió tras él y en eso choco contra un señor este dejo caer un pedazo de carne en una bolsa enfrente de Akio y su cabeza empezó a gruñir más fuerte.

Comida…Quiero comida… ¡Necesito almas!

-¡A-ah!-Akio se asusto y se levanto rápidamente alejándose del pedazo de carne…El olor a sangre lo llamaba-¿Oye niño estas bien?-Akio alzo la vista y vio a uno de los oficiales observándolo con intriga-Y-yo…-Tartamudeo este.

Mientras Akira corría lo más fuerte que podía-¡Akio!-gritaba, necesitaba a su hermano cerca los gruñidos de su cabeza eran un tormento, necesitaba alejarse de la gente, pasando cerca de un puesto de bombillos los cuales estaban a precios exuberantemente caros (bueno, ni tanto) sintió una gran energía recorriéndole de pies a cabezas-¡Ag!-Se tropezó y cayó enfrente del puesto mientras el vendedor revisaba un juguete descompuesto.

¡Sangre! ¡SANGRE! ¡TENGO HAMBRE! Le grito la voz
-¡Detente!-Grito Akira mientras ponía sus manos en su cabeza y la apretaba recostó su cabeza del suelo queriendo parar a la voz y los gruñidos de su estomago y cabeza.
¡OBEDECE, TENGO HAMBRE! ¡TENGO HAMBRE!

-¡PARA!-Grito Akira

El vendedor se asomo y vio al rubio gritando-¡Hey, niño! ¿Qué te pasa?-

-¡DETENTE!-Grito él y varias personas se le quedaron mirando
-¿Eh?-En eso todos los bombillos se encendieron detrás de él la luz era cegadora como si alguien hubiera incrementado los watts y subido el voltaje a un nivel increíble.

-¡Akira!-Grito Akio y corrió hacia su hermano pero justo cuando solo le faltaba un centímetro para alcanzarlo la voz volvió a gritar

¡OBEDEZCAN VASIJAS!

-¡AAAH!-Grito Akio e hizo lo mismo que su hermano mientras se desplomaba en el suelo junto a él.

-¿Qué ocurre?-

-¿Por qué gritan esos niños?-Murmuraban  los aldeanos

-¡DETENTE, DETENTE, DETENTE, DETENTE, DETENTE, DETENTE!-Gritaban los gemelos mientras las lagrimas empezaban a salir de sus ojos

-¿Disculpen?-Ambos alzaron la mirada y una niña de unos 4 años los miraba con incertidumbre-¿Por qué gritan?-

-A-ah…-Las lagrimas corrían las mejillas de los gemelos pero entonces una sonrisa sádica cruzo sus rostros, la niña se asusto-¡E-eh! ¿En serio…Q-que les-?-

-¡TENEMOS HAMBRE!-Gritaron ambos niños y se abalanzaron como fieras encima de la niña sin ningún aviso.

-¡AAAAAAHHH!-El grito de la niña fue mezclado por el asombro de la multi-tud.

-¡¿Qué les ocurre?!-Preguntaban los hombres demasiado espantados para actuar.

-¡LA VAN A MATAR!-Gritaban las mujeres
Akira y Akio arañaban con fuerza a la niña  y la golpeaban mientras esta gritaba “¡Auxilio!”

-¡Oficial haga algo!-Gritaban y en eso apareció el oficial antes mencionado y corrió hacia ellos-¡Hey, deténganse ahora!-Grito.

-¡TENEMOS HAMBRE!-Repetían los niños mientras la niña empezaba a sangrar debido a los rasguños de los gemelos.

¡ASÍ, ESO ES! ¡ASÍ! Gritaba con emoción la voz dentro de la cabeza de ambos gemelos.
-¡BASTA, BASTA!-Decía la niña y en eso miro a los ojos de Akira directamente hacia sus pupilas grises y pudo presenciar como en un abrir y cerrar de ojos su pupila cambio a un amarillo eléctrico con un leve destello sombrío como si estuvieras viendo directamente hacia un bombillo recién hecho, ante esto ella solo pudo gritar más fuerte-¡AAAAAAAAAAAAAHHHHHHH!-Akira gruño-¡CALLA!-Y le aruño la cara con fuerza dejando una marca horrible en su mejilla.

-¡Hey! ¿¡Qué no escuchan?! ¡Dije que paren!-El oficial se acerco furioso empuñando su porra, agarro el brazo de Akira y este lo miro, sus ojos estaban inyectados de furia-¡Dejen a la niña en paz!-Bramó, pero Akira solo mostro una sonrisa traviesa y el oficial se conmociono al ver los pequeños colmillos del niño-¡¿Pe-pero que!?-El oficial cayó hacia atrás impresionado-¡CONSIGUE TU PROPIA PRESA!-Rugió detrás de Akira, Akio, su voz sonaba sombría y llena de furia y locura, el oficial sin poder creer lo que veía grito-¡Llamen refuerzos, ahora!-En pocos minutos unos 4 guardias más vinieron a la carga y lograron separar a la niña de los gemelos los cuales gruñían sin cesar con sus espaldas contra el puesto de bombillos el vendedor seguía conmocionado ante lo que pasaba.
-¿Qué hacemos Oficial Max?-Pregunto uno de los refuerzos mientras tenía en sus manos a la niña ensangrentada esta tenía en lo que respecta a la cara y brazos un aspecto horrible, prácticamente Akira y Akio la arañaron hasta que le saliera sangre, Max quien con los otros guardias apuntaban amenaza-dores a los gemelos, trago grueso-Llamen al General Carlos-El guardia que tenia a la niña asintió y corrió con esta en brazos, al cabo de unos minutos llego un señor ya mayor con un traje de la milicia y aspecto imponente, este miro con seriedad a la multitud y luego a los niños-Dame la porra-Le dijo a Max, este asintió con miedo y se la dio, acto seguido Carlos se acerco con cautela hacia los niños y alzo la porra preparado para pegarle a estos.
¡MALDITOS MORTALES! Rugió la voz.

-Ah…Aah… ¡AAAAAAAAAAAHHHHHHHH!-Los gemelos soltaron un fuerte grito mostrando los colmillos de sus bocas (los cuales ya estaban des-arrollándose) y detrás de ellos los bombillos explotaron, la fuerza del grito fue tal que subió demasiado el voltaje que estos creaban(Poco a poco los gemelos se darán cuenta de esto), el vendedor conmocionado salió corriendo del puesto mientras los bombillos explotaban, El General se quedo pasmado mientras se cubría de los cristales al terminar la explosión se descubrió y miro a los niños quienes lo miraban con furia en sus ojos como si fueran unas bestias a punto de saltar encima de su presa.

-Grrrrr…-Gruñían Akira y Akio pero poco a poco sus expresiones de furia se apagaron transformándose en una mirada llena de miedo-A-ah…-Musito Akira mientras Akio se aferraba a los hombros de su hermano (ya que estaba detrás de él).

-¿Akira? ¿Akio?-Por fin Beilay llego a la escena y se impresiono al ver al general enfrente de los niños y ver a estos asustados-¡Niños!-Grito, Akira y Akio alzaron la mirada e inmediatamente se levantaron-¡Tía!-Grito Akira y corrió hacia ella pero uno de los guardias lo detuvo dándole con su porra en la cabeza dejando a Akira en el suelo-¡Quieto!-Bramo y Akira soltó un grito de dolor.
-¡Akira!-Grito Akio mientras corría hacia él y se posicionaba a su lado-¡Oye detente!-Rugió el mismo guardia el cual volvió a alzar la porra listo para darle también a Akio-¿Hermanito?-susurro Akio mientras Akira alzaba la vista y se veía un ligero sendero de sangre en su frente-A-Akio…-murmuro él a duras penas adolorido sus gafas se habían roto debido al golpe.

-¡Basta, son mis sobrinos!-Dijo por fin Beilay mientras se movía entre la multitud hacia los gemelos, uno de los guardias la detuvo-¡Déjenme pasar! ¡Estoy a cargo de ellos!-Dijo molesta mientras trataba de mirar por encima del hombro del guardia, Max miro a Beilay-¿Usted está a cargo de estos niños?-Pregunto y Beilay lo miro como si fuera en serio esa pregunta-¡Si, es lo que estoy diciendo imbécil!-Dijo molesta, Akio alzo la cabeza de su her-mano y miro la sangre que se escurría por su frente-Estas…sangrando-Musito mientras un nudo se le hacía en la garganta-S-si…duele mucho-Susurró Akira y este empezó a llorar-Hermanito…-murmuro Akio y este empezó a llorar también y con cuidado paso su lengua por la frente de su hermano quitándole la sangre, no sabía porque lo hizo…Pero su instinto le decía que tenía que hacerlo, Akira no se quejo la gente los observaba impre-sionados y a la vez asustados-General Carlos-Lo llamo Max y este se levanto con cuidado y miro con atención a los 2 niños, luego desvió su mirada hacia Beilay-Señora, necesitamos hablar con usted-Luego miro a Max-Oficial Max, necesito que llame al Cura Gabriel ahora, es urgente-Max asintió y se dio media vuelta pero se detuvo para preguntar-Mi general…¿Qué vio en los ojos de estos niños?-El labio le tembló a Carlos-Algo muy malo Oficial…Le explicare luego, por ahora llame al Cura Gabriel- Beilay por fin se libero del guardia y se acerco a los niños pero entonces Carlos la detuvo-No, creo que es mejor dejarlos llorar por ahora…Señora ¿Beilay, cierto?-Beilay asintió-Necesitamos hablarle a usted y a la madre de los niños- Beilay trago grueso-Esta bien…-Dijo mientras miraba con tristeza a Akira y a Akio quienes segu-ían llorando en el suelo. El acontecimiento de hoy dejo muy en claro que grandes cambios se aproximan en las vidas de Akira y Akio, eso era algo muy malo porque…
El Espíritu Kyuby de ambos ya se estaba manifestando y de una manera muy violenta.

Ya era de noche en la comisaría local del Pueblo, el aire era de tensión e intriga El General Carlos miraba fijamente a Beilay y a Anastasia, está última estaba muy nerviosa temblaba en su silla de ruedas mirando el suelo. -Dónde... ¿Dónde están los niños?-Se atrevió a preguntar Beilay, Carlos le dirigió una mirada dura-En un momento podrán preguntar todo lo quieran-Dijo y Anastasia hizo un sonido con su garganta muy parecido al del hipo, mientras en una de las celdas de la cárcel se encontraban los dos gemelos hechos una bolita juntos en el suelo duro de ésta, las lágrimas salían de los ojos de ambos; lloraban en silencio... Akira alzo la vista y miro la pared inexpresivo mientras las lágrimas corrían por sus mejillas mirando un bombillo pequeño situado en la pared de la celda, por un momento se sintió mejor, como si la energía de ese bombillo lo llenara, Akira codeo a su herma-no este alzó la cabeza también se encontraba en el mismo estado que él-¿Qué...ocurre?-Preguntó sin ánimo y con la voz quebrada, Akira lo miró y luego de nuevo al bombillo, sonriendo levemente dijo-Mira ese bombi-llo...¿Su forma en que brilla no te hace sentir mejor?-Akio lo observó arque-ando una ceja y luego desvío la mirada también al bombillo sintiendo lo mismo que su gemelo, sonrió igualmente-Si...tienes razón me gusta como brilla...Te hace sentir mejor-Dijo y se recostó del hombro de su hermano, este hizo lo mismo en la cabeza de su gemelo, ambos observaron el bombillo con una sonrisa leve como si la luz poca que este producía los abrazara.

Mientras en la oficina de la comisaría el Cura Gabriel acababa de llegar llevando con el su Biblia y su Cruz de Plata pura, con su típica sotana-Padre Gabriel, que bueno verlo-Dijo el General Carlos con una sonrisa leve-Igualmente General-Dijo de igual manera este, Gabriel examinó la sala y miro a Anastasia y a Beilay-Señoritas...¿Pero que hacen aquí?-Observó impresionado Gabriel-Necesitamos que examine a los hijos de Anastasia-Dijo sin rodeos Carlos, Gabriel arqueo una ceja confuso-¿A sus hijos?-Carlos asintió y su mirada ensombreció-Creemos que están poseídos por la bestia de los bosques-Gabriel abrió los ojos con sorpresa y luego asintió-Bien...Iré, iré a verlos-Max guió al Cura con él hacia las celdas, Beilay miro estupefacta a los 2 hombres mientras se iban. -¿L-la bes-bestia de los bosques?-Musito Beilay y Anastasia se estremeció-Es imposible...Nuestros niños no están...-trago grueso-Poseídos por ese ser…
Los kyubys, mejor conocidos en Escocia como "Bestias del Bosque" tenían leves manifestaciones por los campos, se decía que poseían a los hombres y mujeres volviéndolos bestias deseosas de sangre la mayoría de los aldeanos de ese pueblo se protegían con cualquier talismán contra esos espíritus, muchos les tienen pavor, por ahora no habían vuelto a manifestarse hasta que ocurrió lo de hoy claramente.

Los gemelos se exaltaron al oír la puerta abrirse, con la esperanza de que fuera su tía o su madre se levantaron para mirar, pero se asustaron cuando vieron al Cura entrar-¿Son ellos?-Preguntó Gabriel a Max, este asintió Gabriel se acercó con cautela hacia los niños estos se alejaron lo más que podían -¿Quién es usted?-Preguntó asustado Akio-¿Dónde está nuestra madre?-Dijo Akira, Gabriel hizo una sonrisa forzada-Tranquilos...-Saco su cruz con sigilo, Akira notó esto y empezó a gruñir por lo bajo-Aléjese...-Dijo cortante, Gabriel se tenso al oír el gruñido-Tranquilo hijo, sólo vengo a comprobar algo-Gabriel estiro su mano hacia Akira-¡Eh!-El niño asustado frunció el ceño y justo cuando la mano iba a tocar su cara Akira mordió con fuerza la mano del cura-¡Agh!-Este grito adolorido y empujo al niño-¡Auch!-Dijo Akira cayendo en el suelo de piedra, Akio miro impactado a su hermano y corrió hacia él-¡Akira!-Mientras el Padre Gabriel soltaba resoplidos de dolor miro su mano y se espanto con lo que vio, las marcas de la mordida no parecían venir de dientes humanos, estos se veía que había venido de algún animal, habían formas de colmillos en vez de dientes-Agh...-Susurro el cura adolorido, alzo la vista y miro asustado a los gemelos, desvío la mirada hacia Akio que iba a ver como se encontraba su hermano y pudo notar que el también tenía colmillos, temblando musito-Ellos...están condenados-Tembló, sin piedad agarró la cruz y la lanzo hacia Akio está le dio en la costilla, el niño rugió de dolor-¡AGH!-Y cayó al suelo.

-¡Akio!-Grito espantado Akira -Quema...-Gruño Akio mostrando sus colmillos y miro al cura, este se levantó temblando y miro a Max quien por la impresión no pudo decir palabra alguna-Max...-Lo llamó y este alzó la mirada de los niños al cura-¿S-si?-La mirada de Gabriel se ensombreció-Sepáralos y átalos con cadenas, tenemos un gran problema aquí-Max asintió serio y alzando su arma se acercó a los gemelos los cuales ahora temblaban de miedo.

-¿Q-qué hace?-Pregunto Akira asustado, Max trataba de mantener la mirada firme ante el hecho de que estaba a punto de golpear a unos pobres niños, el cura noto esto y con indiferencia dijo-Recuerde que ya no tienen el derecho de ser llamados niños, mire más allá de las apariencias-Y sin decir nada más se fue de la celda, Max trago grueso y apretó con fuerza la gran porra que tenía en sus manos.
-Agh…-Akio soltó un resoplido mirando el suelo en eso, apretó los puños y gruño con fuerza-Ese hombre…ya me tiene harto-Dijo con voz áspera, Akira lo miro levemente confundido y sin previo aviso se abalanzo contra el policía y este sin piedad le atesto un golpe con la porra en la cara dejando al niño en el piso con un hilo fino de sangre saliendo de su frente, Akira miro la escena con horror.
-¡¡¡¡¡AKIO!!!!!-Grito Akira, el estruendo se oyó por toda la comisaria Beilay al oír el grito de terror, se levanto en el acto asustada-¡Ese era Akira!-Ella dispuesta a correr hacia la celda con Anastasia detrás a duras penas con su silla de ruedas, fue detenida por uno de los comisarios que se encontraban presentes ahí-¿Qué les pasa? ¡Necesito ver a mis niños!-Dijo tratando de zafarse del hombre, mientras en la celda el caos se armaba.

-¡Hermanito!-Grito Akira arrastrándose hacia su hermano.

-Sepárenlos-Dijo fríamente Max  a otros guardias cercanos-Yo me encargo de ese-Dijo dirigiéndose hacia Akio, Akira lo miro con furia-¡Si te acercas a mi hermano te juro que te mato!-Grito y Max levanto con asco a su hermano, Akira se levanto y corrió hacia él-¡Déjalo en paz!-Max con rapidez tiro a Akio contra la pared y le dio un porrazo a Akira en toda la mejilla dejándolo en el suelo-Tú, cállate…¡Bestia!-Escupió las palabras con asco y continuo con su trabajo mientras un guardia venia y le traía unas cadenas de plata algo sucias, Akio alzo la mirada y miro a los ojos a su hermano-Akira…a-ayúdame-Musito con un hilo de voz mientras la sangre se escurría por su frente, Akira trato de levantarse pero le dolía demasiado el cuerpo-A-Akio…N-no pu-puedo-Logro decir en un susurro mirando a su hermano-Tran-tranquilo..-Iba a seguir hablando pero Max le puso un grillete de acero en la garganta cortándole un poco la respiración-¡AGH!-Musito Akio, Akira abrió los ojos espantado y se levanto rápidamente corriendo hacia él, pero en eso otro guardia lo sostuvo y le amarro el pie derecho con una cadena hacia la pared, la furia se apodero de él.

-¡NO, SUELTEMEN DEBO…AYUDAR A MI HERMANO!-Grito con todas sus fuerzas mientras era arrastrado hacia el otro extremo de la habitación, miro hacia atrás  y se arqueo para alcanzar la cadena y empezar a morderla, pero Max noto esto y le puso también un grillete en la garganta este era un poco más grande y le cubría la boca al niño, Akira bufo con furia mientras trataba de hablar-¡QUI…QUITENME…ESTO!-Pudo lograr decir mientras la mayoría de las palabras eran amortiguadas por el grillete en su boca. Akio ya un poco mejor se levanto  lentamente y corrió hacia Max el cual estaba de espaldas y mordió con fuerza su pierna-¡Arg!-Dijo en un gruñido, Max profiero un grito de dolor-¡¡¡¡¡AGH!!!!!-Y de una patada se quito de encima al niño, este fue lanzado hacia atrás pero al último minuto cayó con la posición de un animal apunto de atacar-¡Grrrrr!-Sus ojos destilaban rabia y furia gruñendo como una propia bestia, Max se toco la pierna y profirió un gemido de dolor, vio su mano y esta estaba cubierta de sangre, gruño y miro con rabia a Akio-Maldito niño… ¡Te dije que estuvieras quieto!-Alzo su porra y golpeo a Akio varias veces hasta sangrar-¡AGH!-El gemelo gritaba de dolor mientras Akira gritaba su nombre y sus palabras seguían siendo amortiguadas por el grille-te-¡AKIO!-Las lagrimas caían en el suelo de piedra y su cara enrojecía de la furia, ambos estaban amarrados por cadenas pegadas hacia la pared, el cuerpo del gemelo ya hacía en el suelo sangrando, Max miro al niño y luego a su gemelo-Sera mejor que pares si no quieres terminar como tu gemelo, bestia…-Akira bufaba y gritaba con fuerza mientras forzaba los limites de las cadenas tratando de alcanzar a Max, este miro a los guardias los cuales tenían leves heridas por atar a los gemelos-Vigílenlos, es hora de que su madre sepa la verdad-Y cojeando salió de la celda mientras Akira gritaba de furia como un toro.
Sentencia de Nacimiento [PARTE I]
¡BUENAS! I am a dummy! 
Bueno, no he tenido internet por...aproximadamente 5 meses(?) cantv si estás leyendo esto, te odioHeart Bendi man icon ANIMATED (?) Así que tuve tiempo para terminar esta wate que llevo escribiendo desde hace 2 años técnicamente aunque lo terminé en enero y es ahorita que puedo subirlo (?) Así que para así al menos tener una pequeña actualización subiré la historia por partes mientras esté en casa de Danna  (?) La historia en sí es muy larga (unas 62 páginas para ser exactos(?), y Deviant Art se puso bien tsundere y no me deja subirla completa :'v, así que será de esta forma(?)
Es la historia de mis dos hijos, gemelos, Akira y Akio (creo que en mi galeria hay una foto de ellos, chequenlos Bendy lenny face eyebrows wiggle (?)

:pearla: Parte 2
Parte 2
Loading...



2 años pasaron desde que Akira y Akio llegaron al Bosque Kyuby, habían crecido mucho, ahora con 7 años de edad podían convertirse de nuevo en humanos y luego en cachorros, ahora eran los principales conductores de electricidad por todo el Bosque y lo mejor es que era energía natural, que venía de ellos dos y siempre estaba activa para todos, sin cables por el bos-que, sin complicaciones. Ellos habían resultado ser tan inteligentes y audaces que ya con sólo 7 años hacían los planos para donde iban a vivir cuando fueran más grandes en el pueblo, para así manejar la electricidad tranquilamente desde un lugar alto y con toda la vista del pueblo y el bosque mismo. Habían hecho muchos amigos, casi todo el pueblo los conocía y  se hicieron muy queridos tanto por Kyubys como por otras criaturas. Había que admitirlo, les había ido bien.

-¿A dónde van ustedes dos ahora?-Preguntó una Ranma limpiándose las manos del delantal, la nueva herbolaria del Bosque ahora estaba muy ocupada, pero siempre ponía atención a sus queridos gemelos. Akira rió traviesamente mientras se colocaba bien las vendas en los pies, Akio le pasó sus lentes de pasta gruesa que le había regalo Trevor en su cumpleaños número 7 mientras él se colocaba unos cascos en el cuello, también regalos del hombre.-Al basurero~-Dijeron al unisonido los gemelos con unas grandes sonrisas.-Queremos ver si encontramos más cosas, Trevor dijo que si buscamos bien tal vez encontremos alguna cosa humana que nos sea útil, ¿no?-Dijo Akira mirando a su hermano, Akio rió asintiendo.-¡Volveremos para la cena!-Afirmó el niño, su hermano de gafas también lo afirmó…el doble(?)

-¡Tengan cuidado!-Les advirtió la peli rosada, luego sonrió con júbilo al ver como se iban, habían cambiado mucho en estos 2 años…

Los gemelos corrían por el césped saludando a todos, pasaron junto al grupo de ancianas y le sonrieron especialmente a una.

-¡Buenos días Señora Miyel!-Ambos pasaron corriendo mientras la anciana Kyuby sonreía radiante a los gemelos.

Convertidos en kyubys bajaron por un gran valle, pasando detrás del Pueblo hacía un claro donde habían muchos montones de basura, pero no esas cosas como desperdicios o bolsas, sino electrodomésticos, como muebles u otros objetos, algunos viejos, otros nuevos, era un lugar fascinante.

-¡Bien, empecemos a buscar!-Dijo Akira con una gran sonrisa, Akio asintió dispuesto a ensuciarse y los dos empezaron a buscar, sumergiéndose en los montones de objetos que habían en el lugar.
Pasaron unas cuantas horas, hasta que por fin, Akio agarro unos cuantos cables largos que andaban buscando desde hace mucho.- ¡Akiraaaa, lo en-contré!-Su hermano desde el otro lado, le respondió.- ¡Voooooy!-

Akio iba a jalar para sacar los cables, pero alguien tiró desde el otro lado.- ¿Um…?-El niño ladeó la cabeza.- ¿Qué está…?-Murmuró, jalando con más fuerza, hasta que  algo al otro lado jaló con tal fuerza que el gemelo salió hacia atrás rodando hasta abajo.- ¡Au, au, au! -Akio cayó de bruces al suelo, quejándose levemente.-¡Oye, qué…!-El niño parpadeó levemente, del otro lado del montón de basura salió escalando un Kyuby de un amarillo muy fuerte, tenía unas 4 colas y miraba seriamente al pequeño, era grande, en su hocico llevaba los cables colgando.-(Hey, Darling…~)-Dijo con una sonrisa traviesa el zorro.

-(¿Querías ponerle las patas a esto?)-Preguntó bajando del montón de cosas, tenía un porte altivo, miraba con sus ojos azules al cachorro. Akio balbuceó, algo nervioso ¿quién era él?-Y-yo…-Negó levemente mientras trataba de levantarse.-Yo vi primero eso.-Dijo firmemente, el Kyuby rió traviesamente.

-(Ah, ¿de verdad?)-Él Kyuby se transformo en humano y Akio ahogo un grito, era alto, de un 1.86 cm, no podía tener más de unos 18 ó 19 años, su cabello era rubio y sus ojos azules hipnotizantes, una media sonrisa mostrando algunos colmillos, su porte altivo, de grandeza, un cigarrillo entre sus labios.-Eres muy pequeño para estar jugando con estas cosas.-Soltó quitándose de la boca el cigarrillo y moviéndolo entre sus dedos, Akio tragó grueso, se escucharon unos pasos apresurados, Akira llegó corriendo.

-¡Akio! ¿Qué paso? ¡Oí gritos! ¿Estás…?-El peli azul paró en seco al ver al chico, esté alzó la mirada hacía el primer gemelo y luego al segundo, soltó una risa traviesa.- ¡Vaya! Gemelos, esto es nuevo.-Admitió, Akio finalmente fue hacía su hermano.-Estoy bien, iba a agarrar el cable pero él…Me lo quitó.-Explicó mirando al rubio con algo de hastió.

-¿Quién eres?-Preguntó Akira con el ceño fruncido, a la defensiva.

El muchacho dio una media sonrisa altiva, se pasó una mano por el cabello algo aburrido.

-Soy Courtney, Darling~-Se presentó con un asentimiento.- ¿Qué hacen aquí dos cachorros? Deberían estar jugando en el arroyo, este lugar es peligroso, eh~. Más con ese fénix que anda por ahí…-Akio frunció el ceño.

-¿Fénix? ¿Qué fénix?-Ambos gemelos le miraron suspicaces, Courtney iba a hablar pero un graznido hizo que los tres dieran un respingo.

-¡HEY! ¡¿Qué hacen ustedes aquí en mi casa?! ¡Molestias a 3 patas!-Gritó un fénix anciano, parecía que apenas podía mantenerse en pie con su bastón, se notaba que se le acercaba el momento de morir. Courtney rodeó los ojos riendo algo aburrido.

-En primer lugar, caminamos a 4 patas.-Le corrigió con una sonrisa.-Y en segundo lugar, este basurero no es tuyo, Possy.-Dijo severamente.-Así que anda a renacer a otra parte, ¿sí?-Akira y Akio se miraron estupefactos, el muchacho era muy vivaz para hablarle así a alguien, lo decía con propiedad, se notaba a lenguas que sabía hablar cuando debía.

Por otra parte, el viejo fénix estaba indignado por tal trato.

-¡Es mío, ya hice mi casa aquí y no podrán botarme!-Bramó.- ¡Así que fuera de mi propiedad, cosas extintas!

Los dos gemelos gruñeron peligrosamente, iban a acercarse a atacarlo cuan-do Courtney colocó una mano en el pecho de Akio. Las venas se le marcaron en los brazos, estaba furioso, una cosa era insultarlo a él, pero otra era decir tal cosa de su especie. Rió traviesamente sin quitar su ceño fruncido.

-¿Cosas…extintas?-Volvió a reír.- Hágame el favor, si piensa tener derecho en lo que es y no es directo del Bosque, entonces no merece reclamar una mierda.-Espetó, Akira se tapó la boca mientras susurraba “¡Dijo una mala palabra…!” Akio rió bajito. El fénix de nombre Possy, arqueó una ceja.
-Este basurero no es de usted, es mío.-Se auto señaló.-De ellos.-Señaló a los gemelos.-Y de todos los kyubys y del bosque mismo, así que…-Suspiró.-Ninguna criatura de fuera puede venir a reclamar algo cuando está en nuestra propiedad en nuestro hogar y menos un fénix charlatán que ya está en la edad senil y sólo tiene una aspiración en la vida que es fastidiar a los más jóvenes. -Possy parecía echar humo de cada poro de su cuerpo.

-¡Tú, maldito niño malcriado!-Gruñó el anciano, Courtney volvió a reír.

-Dígame… ¿En qué se diferencia un loco de un Kyuby?-Preguntó con una sonrisita altiva, él balbuceó algo intangible.

Courtney bajó la mirada manteniendo su sonrisa, luego alzó la mirada, sus ojos sombríos y desquiciados.

-Que al menos el Loco está encerrado en un manicomio, mientras que noso-tros…-
De un momento a otro un enorme Kyuby estaba detrás del fénix, esté tragó grueso mientras empezaba a temblar, Courtney mostró sus afilados colmillos.

- (¡Podemos despellejar a pajarracos como tú libremente!)-Finalizó, Possy se transformó en fénix y empezó a volar asustado, el rubio logró arrancar algunas plumas de su cola y las soltó rápidamente antes de que le quemarán.- (¡Vuelve aquí!)-Gritó riendo mientras empezaba a perseguirlo ágilmente entre el montón de objetos.

- (Espero que esos niños se hayan quedado…)-Pensó pero de repente oyó algo en su cola.

- (¡Courtney-san!)-Dijo Akira con una gran sonrisa mientras se sostenía junto con su hermano de las colas del Kyuby, Courtney parpadeó impresionado.

- (¡Vamos a ayudarle!)-Anunció Akio riendo.

- (Aaaah~…Supongo que no voy a deshacerme de ustedes por un largo rato.)-Dijo vencido mientras con un ágil movimiento de sus colas hacía atrás hizo que los gemelos quedaran en su lomo.- (Sosténganse)-Ordenó escalan-do rápidamente mientras seguía al fénix que apenas podía mantenerse en vuelo.

- (¡Debo apresurarme, debo apresurarme!)-Se decía el fénix en su mente mientras trataba de volar más alto. Miró sobre su ala para ver si aún les seguían y se asustó aún más al ver que estaban muy cerca.- (¡Ay no!)

- (¿Cuál es el plan, Court-san?)-Preguntó Akio emocionado mientras el fénix trataba de perderles el paso. Courtney pensó por un momento y luego rió.

- (Puedo atraparlo en un lugar específico con mi habilidad Kyuby…Pero necesito su ayuda, gemelo 1 y 2.)-Explicó, Akira frunció el ceño algo disgustado.

- (¿Gemelo 1 y 2?)-Preguntó, Courtney ladeó la cabeza.

- (No hay tiempo para presentaciones, niño.)-Se excusó mientras se resbala-ba.- (¡Agh!)-Los gemelos trataron de sostenerse de él, Courtney soltó un quejido.- (Tienen garras muy fuertes, eh…)-Dijo enderezándose, ambos se soltaron disculpándose.- (No importa, escúchenme…Hay un lugar aquí qué tiene muchos aparatos eléctricos, incluyendo una fuente de poder muy grande, están en algo parecido a un hoyo…Así que llevaré al vejete ahí y ustedes la activaran.)-Akira y Akio asintieron, luego Akio le miró extrañado.- (¿Sabes de nuestra habilidad Kyuby?)-Preguntó, Court rió.- (Lo adiviné~)-Les guiñó el ojo mientras los dejaba junto a unos estantes.- (El lugar está por allá, yo lo llevaré hacía ahí y ustedes activaran esa cosa, ¿entendido?)-Los gemelos asintieron gustosos y emocionados.- (Bien, cuento con ustedes, darlings~)-Sonrió traviesamente y empezó a correr con más fuerza hacía el fénix.

Akira miró a su hermano y asintió.- (¡Vamos!)-Ambos cachorros empezaron a correr rápidamente hacía el lugar que Courtney les había indicado, en efecto en el hoyo había un extraño aparato gigante, Akio dio un respingo cuando lo vio.- (Hermano…)-Akira le miró extrañado.- (Es eso…¡Eso es lo que necesitamos principalmente para dar energía a todo el Bosque sin gastar tanto! ¡Ese generador!)-Dijo emocionado, su gemelo de gafas parpadeó levemente y luego sonrió igual de emocionado.- (¡Es cierto! ¡Olvida los cables, vamos a llevarnos e…!)-El niño no pudo terminar la frase.

Se oyó algo parecido a cuando se rompe la barrera del sonido, el fénix salió volando hacía ellos y chocó contra Akira, este rodó junto a Possy hacía el hoyo.- (¡Akira!)-Gritó Akio preocupado, Courtney llegó rápidamente hacía su lado.- (¡No!)-Gritó el rubio mientras empezaba a bajar, seguido de su hermano.

-¡Au! ¡Ay!-Se quejó el peli azul, se había convertido en humano a medio camino, intento agarrarse de un trapo sucio que colgaba debajo de un televi-sor.- ¡Agh!-Akira trató de mover sus pies pero entonces divisó al fénix adolo-rido sosteniéndose de él.- ¡Oiga, suélteme!-Gruñó él tratando de moverse. Courtney estaba iracundo.- ¡Maldita rata, deja al niño en paz!-De un gran salto cayó en la cabeza del anciano, sus pies al impactar con la misma hicie-ron un leve sonido de “click” y este se paralizó, cayendo por fin al hoyo junto a la maquina.- ¿Estás bien?-Preguntó ayudando a Akira, le tendió sus gafas y él las aceptó temblando.-S-sí…Gracias, Courtney-san.-Asintió con una sonrisa, el rubio rió levemente mientras le alborotaba el cabello. Akio pasó corriendo a su lado.- ¡Akira, vamos!-Dijo con una sonrisa traviesa y emocionada, su gemelo rió y ambos cayeron en el hoyo, Courtney parpadeó levemente y luego corrió hacía el hoyo.

-¡Hey, gemelos, esperen!-Gritó algo preocupado, en eso se oyó algo como un fusible explotando y de repente un montón de rayos empezaron a salir y miles de dispositivos eléctricos empezaron a encenderse, Courtney se tapó los oídos, el sonido era horrible, distorsionado de los más nuevos y otros sin señal.

De un momento a otro, Possy salió volando lejos, muy lejos, tal vez inclusive fue mandado fuera del cruce del Bosque.

Un montón de humo salió del hoyo y Courtney se asomó tosiendo un poco, buscando a los gemelos azules.- ¡Cof, cof! ¡Hey…gemelos 1 y 2! ¡Cof, cof!-Trató de apartar el humo con la mano.- ¡¿Todo O.K?!-Preguntó por lo alto, ya empezando a imaginarse que algo les haya pasado.

-¡Courtney-san!-Se oyó al unisonido unas voces al fondo.

El rubio parpadeó varias veces y luego sonrió al ver que ambos estaban bien, sonrientes y llenos de tierra y polvo, sus cabellos azules levantados por la estática hacía todas las direcciones posibles, sus ojos amarillos brillando de emoción y de algo más. Los gemelos levantaron cada uno un pulgar hacia arriba, sonriendo.

-¡Todo O.K!-Anunciaron al unisonido.

La puerta del Molino sonó en un simple toque, Ranma fue apurada mientras se limpiaba la tierra de las manos.

-¡Voy!-Dijo mientras abría la puerta, su sonrisa desapareció y miró a Court-ney impresionada, estaba cubierto de tierra y sus rubios cabellos parecían tener algo de estática todavía, le sonrió a la peli rosada.

-Ranma-chi-san~…-Murmuró con una sonrisa mientras sus manos estaban cada una encima de la cabeza de ambos gemelos.

-¡Ranma-san!-Sonrieron los gemelos en un estado peor que el del rubio.

La mujer suspiró con una sonrisa maternal y les invitó a pasar.-Ya envene-naste a mis niños, Courtney.-Negó. El rubio rió altivamente.

-Tengo ese efecto en la gente, Ranma-chi~-Dijo con grandeza mientras recibía un zape de la mujer.- ¡Au!-Se quejó, luego rió mirando a los niños hablarle sobre la gran aventura a Ranma. Negó levemente mientras se acomodaba el cabello con las manos.

-De todas formas, son una buena adquisición.-Murmuró para sí mismo.

-¿Qué dijiste?-Preguntó Ranma mirándole con los ojos entrecerrados. Court-ney negó con una sonrisita traviesa.

-Nada~-

-No me hagas llamar a Nashetania-san, Courtney.-

-Que cruel…-

El sonido de pasos en el césped era visible, ahuyentando a miles de ciervos, conejos y ardillas, algunos pájaros miraban curiosos al par de gemelos azules, pero a diferencia de hace tiempo, estos ahora eran mayores, de unos 17 ó 18 años hablaban tranquilamente, como dos personas mayores recor-dando el pasado.

-Aaah~, pero sigo pensando que pudimos llevarnos los cables también-Dijo Akira acomodándose su chaqueta, bostezó mostrando sus colmillos mientras Akio reía, ahora eran tan altos como Courtney a esa edad, pasaban el metro noventa, delgados y a la vez musculosos, sus ojos amarillos más vivaces y traviesos, sus melenas azules igual de alborotadas que antaño.

-Ummm…Pero dejando eso de lado, hemos cambiado mucho desde que somos niños.-Opinó Akio mirando las nubes, Akira asintió con una sonrisa leve.-Es verdad~, si no hubiera sido por Ranma-san no podría decir o imaginarme que hubiera sido de nosotros.-El gemelo de gafas cerró los ojos mientras caminaba.-Y si soy sincero, los recuerdos de esa vida ya son muy borrosos en nuestras mentes.-Akio asintió de acuerdo.

-De todas formas, sabíamos que nunca debimos pertenecer ahí…Aunque, me sigo preguntando qué hubiera pasado sí…-Akira abrió los ojos y miró la nada un momento, perdido.-Si nosotros no hubiéramos…-Un recuerdo fugaz de la madre de ambos en sillas de ruedas, luego de cómo la misma caía por las escaleras.

-¡AU!-Se quejó el mismo mientras las gafas se le iban hacia adelante, Akio le había dando un zape con una sonrisa de reproche y a la vez burlona.

-Ya deja de pensar en eso, idiota.-Le espetó.-Estamos vivos, eso es lo que importa.-Afirmó mirándole con severidad.-Y debemos agradecerlo.-Finalizó, Akira frunció los labios y luego  resopló.

-Eeeeh…Eso ya lo sé, joder, no puedo ponerme nostálgico al menos un poco ¿verdad?-Dijo con una sonrisa burlona, ambos rieron. Akira volvió a quejarse mientras se sobaba la cabeza.- ¡Joder, Akio! ¿Qué comiste hoy, huevos de fénix?-Preguntó riendo, Akio negó con una sonrisa.

-Comí lo mismo que tú, pendejo.-Ambos rieron como cómplices, Akio final-mente miró hacia atrás.-Bueno, de todas formas, en ese Bosque hasta los más trastornados encuentran la paz.-Murmuró para sí mismo, luego negó.-Bien, vamos a casa bro, Ranma-chan debe estar esperándonos.-Dijo mientras empezaba a recorrer el camino que habían estado siguiendo, Akira suspiró con una sonrisa.

-Bie…-Se detuvo en seco.-U…umm… ¿Ummm?-Akira arqueó una ceja, olfate-ando y miró hacia atrás.-Akio…
-¡Apresúrate, bro, ya me está empezando a dar hambre!-Al ver que él no respondía se volteó ceñudo.- ¡Oye! ¿Me estás escuchando?-Akira no respon-dió.- ¡Oye, Akira!-Su hermano le chitó.

-¡Shhh! Akio, olfatea.-Le indicó murmurando, él así lo hizo y abrió los ojos como platos.- Grun…-Susurró, él volvió a chitarle.

-¡Shhh! Eso ya lo sé, pero…Hay…otro olor.-Volvió a olfatear y a escuchar.-Es…de un Kyuby.-Murmuró.-Pero…es extraño, también huele a… ¿humano?-Arqueó una ceja mirando la nada. Akio se preocupó.

-Bro…Seguro tu olfato esta jodido ahorita, venga tenemos que irnos y más con un Grunder rodeando por aquí-Dijo apresuradamente mirando hacía todos los lados. Akira no respondió.- ¡Akira!-Le llamó por lo bajo.- ¡Tenemos qué…!

-Cállate.-Musitó, abriendo los ojos preocupado e impresionado.

-¿Eh…?-Akio le miró extrañado.

-Escucha.-Susurró mirándole, Akio se concentró en un punto en la nada y abrió los ojos como platos.-Hermano…-Murmuró.

El grito de una chica a la lejanía y el olor a sangre impregnó el aire, uno de los pájaros emitió una nota baja, alguien había muerto y el peligro estaba cerca.

- ¡Rápido, debemos salvarla!-Gritó Akira empezando a correr. Akio suspiró vencido yendo detrás de su hermano.

- ¡Espero valga la pena!-Le dijo a su hermano, Akira le miró y sonrió traviesamente.

-Lo hará, es una promesa.-

Le afirmó, Akio rió negado y ambos se transformaron en gigantescos kyubys de 4 colas de un hermoso pelaje color azul grisáceo.

Así, ambos gemelos fueron a salvar a quien sea que haya gritado, tal y como hicieron con ellos hace tiempo atrás. De todas formas, en el mundo humano la desgracia perseguía a los kyubys.

Y después de todo, cada Kyuby está Sentenciado desde su Nacimiento.

Y dónde termina una historia, empieza otra.
Sentencia de Nacimiento [FINAL]
Acepto criticas duras y sin vaselinaBendi man icon ANIMATED (?)
:pearla:  Parte 3
Parte 3
Loading...



Unas calles más abajo, una mujer con una capucha puesta examinaba algu-nos vegetales cerca de un quiosco, en ese entonces, el impacto también llegó ahí, miles de bombillos cercanos y artefactos empezaron a explotar, la gente empezó a sucumbir ante el pánico, gritos y más gritos, sin embargo, la joven mujer se mantuvo tranquila, dejo la manzana donde estaba y un mechón rosado sobresalió ligeramente de la capucha, ella alzó la vista unos potentes ojos negros miraban la gente enloquecida, sonrió levemente.

-No creí que los humanos fueran tan escandalosos.-Murmuró, empezó a caminar, olisqueando un poco el aire, repentinamente se detuvo aturdida y sobre todas las cosas, atónita.

-…No puede ser.-

Las múltiples explosiones hicieron que los gemelos lograran huir hacía el bosque, pero eso no bastó para detener a los policías montados en sus caballos, Akio corría con toda la fuerza que tenía, Akira se mantenía adelante.

-¡Akira!-Gritó su nombre desde atrás, él le miró sobre su hombro.- ¡Lo sien-to!-Dijo con lágrimas en los ojos, Akira sonrió traviesamente.

-No seas idiota, eres mi hermano y daría el trasero por ti-Respondió sin más, Akio rió travieso mientras le alcanzaba.

-¿Ahora quién es el aguafiestas?-Preguntó divertido mientras las  lágrimas caían, secándose con el viento.-Además, tu cabello ahora está completamente azul-Su gemelo se encogió de hombros.- ¡Qué más da!-Ambos iban a empezar a reír, pero de los arbustos salió uno de los caballos siendo montado por un policía.

-¡Quietos!-

Y detrás de ellos vinieron los demás rodeándolos, Akio mostró sus colmillos mientras de a poco sus ojos pasaban del gris al amarillo, Akira se mantuvo alerta, espalda con espalda, no iban a dejar que los atraparan.

-Niños desaparecidos, supuestamente poseídos por espíritus malignos.-Todos los oficiales rieron.-No lo creíamos hasta que vimos al de gafas mor-der la pata de Brenda-Dijo uno de los oficiales haciendo referencia a la yegua que mordió Akira, el hombre apunto con su pistola al niño, este tembló pero se mantuvo firme.-Entonces… ¿Últimas palabras antes de que los sacrifi…?-
Él no terminó la pregunta, de un momento a otro su cuello fue degollado por una extraña bestia enorme, los gemelos se lanzaron al suelo cuando la misma saltó hacía el otro oficial; el olor a sangre se hizo presente en el aire, gritos ahogados y relinchos de caballos huyendo por sus vidas, Akira alzó la mirada y se congeló, Akio hizo lo mismo lentamente, el mismo efecto, una mezcla extraña entre asombro, miedo y algo más que eso…Quedar anonada-dos ante la extraña belleza de la criatura que tenían enfrente.

Era más grande que un gran danés, posiblemente superaba el tamaño de un caballo por varios centimentros, rostro afilado y elegante, unas 5 colas se movían levemente detrás de ella, cada una con un anillo rosado coloreando las mismas, orejas largas y unos ojos negros que miraban a ambos niños con atención, tenía un pelaje denso color crema y brillante inclusive aunque estuviera manchado de sangre no dejaba de ser maravilloso y espectacular; un Kyuby en todo su esplendor.
-¿Q-qué es…eso?-Akira se levantó junto con su hermano, ambos temblaban y sostenían la mano del otro con fuerza, la extraña bestia se acercó lentamente a ellos.

-(¿Están bien?)-Escucharon su voz, era femenina y dulce como el de una madre.

-Ha-hablaste…-Murmuró Akio, a lo lejos se oyó una pequeña roca caer, ambos se miraron y vieron detrás de ellos eso era… ¿Un acantilado?-¿En…en qué momento?-Oyeron la risa traviesa de la bestia, ambos voltearon alertas la criatura bajó sus orejas un poco, se veía… ¿Enternecida? Parecía conmovi-da por los dos gemelos.

-(Unos cachorros como ustedes aquí solos… ¿Dónde están sus padres?)-preguntó acercándose, Akira dio un paso atrás instintivamente mostrando sus colmillos.-No…Ya no tenemos padres, ni madre, ni nada…-Akio se encontraba igual de amenazante que él.

-Sólo somos nosotros dos, nuestros padres no nos quisieron a la final…-Completo junto a él.- (¿Pero qué hacen fuera del Bosque?)-Akira miró a la criatura extrañado.- ¿Bosque? ¿Cuál bosque?-La bestia se detuvo en seco al ver la cara de confusión de ambos gemelos y esta vez, los inspeccionó mejor.-(Oh…por el alfa)-Susurró, la preocupación y la tristeza se noto en su cara zorruna, ella observo a Akio con parte de su cabello aún en color rubio y otras en azul, sus ojos entre el gris y el amarillo, Akira con el cabello completamente azul y los ojos aún entre el gris y el amarillo.-(Son apenas unos bebés…¿Por qué no fueron de inmediato al Bosque luego de la transformación?)-Los pasos del Kyuby resonaron por el césped, Akira dio un paso hacia atrás asustado, Akio estaba quieto anonadado y asustado por la magnificencia de aquella criatura.

La bestia examinaba a los dos cachorros, sentía un peso en su corazón ¿qué le habían hecho pasar los humanos? ¿Por qué estaban solos? ¿Qué les habían hecho sus supuestos padres humanos? Estaban tan andrajosos, tan sucios y en los huesos, era un caso muy extraño, aparentaban aproximadamente 4 o 5 años ¿por qué estaban transformados en humanos y no cachorros?…Aunque la pregunta mayor era ¿Por qué sus instintos y características kyubys evolucionaron de esa manera tan lenta?
-A-aléjate…Po-podemos hacerte daño-Tartamudeó Akira, su hermano le miró incrédulo ¿Ahora él era el que tenía miedo? ¿O  tal vez ver a la bestia lo asusto demasiado?-¿Akira…qué pasa?-La preocupación era latente, aunque aún era curioso saber cómo apareció ese pequeño acantilado detrás de ellos, ¿dónde había quedado esa valentía del muchacho?

-(Por favor pequeño…No te asustes, ha de ser duro haber crecido como Kyuby aquí)-Murmuró la bestia con compresión.

-¿K-Kyuby?-Balbuceó Akio, Akira dio otro paso más atrás, sintió algo jalán-dolo hacía el vacío.

-A…Ak…-El gemelo empezó a resbalarse.- ¡AKIO!-La gravedad hizo su traba-jo.

-¡NO!-El pequeño volteó enseguida y agarró el camisón de su hermano, entonces sintió algo jalando su propia camisa.

-(¡Sos…sostén bien a tu hermano!)-Oyeron gritar en sus mentes a la bestia.

Lo siguiente pasó rápido.

Hubo alguna reacción cuando la Kyuby tocó a Akio, de a poco su cuerpo empezó a transformarse, el cabello rubio desapareció reemplazándolo por un cabello azul natural, los ojos grises dejaron de existir y fueron reempla-zados por ojos amarillos el mismo efecto paso con su hermano el cual estaba demasiado ocupado en gritar para darse cuenta de lo que acaba de pasar y de lo que a continuación iba a suceder.

Como en cámara lenta, de a poco el cuerpo de Akio empezó a transformarse, los pies pasaron a ser patas, unas orejas largas y finalmente unos preciosos ojos amarillos resaltantes entre el pelaje gris con manchas azul oscuro, la bestia fue rápida, jaló a ambos gemelos antes de que Akio soltará a su her-mano de la impresión, Akira rodó por el césped hasta chocar con un tronco.

-(Ugh…)-Ambos niños se quejaron al mismo tiempo, Akira intento levantarse pero se fue hacia adelante cayendo de bruces al suelo.- (¡Au!)-Sus patitas temblaron levemente alzó la mirada confundido.- (¿U-um? ¿Akio?)-Buscó a su hermano con la mirada ¿Por qué de repente se sentía más…pequeño?

-(¡Eh!)-Akio dio un salto cuando vio a su hermano.- (¡A-Akira! ¿¡Qué te paso?!)-Su gemelo arqueó una ceja al oír su voz, más cuando le miró sus orejas kyubys se levantaron graciosamente.- (¡T-te lo dije!)-El pequeño dio un saltito.- (¡Te dije que no era sólo yo!)-Y en menos de un minuto ambos reían mirándose entre sí, Akira tocó la cabeza de su gemelo con su pata, risas y más risas, la bestia color crema estaba anonadada y también, pensante.

-(Entonces sólo necesitaban la presencia de otro Kyuby para que sus orga-nismos y el espíritu reaccionasen…)-Murmuró para sí misma con una sonri-sa leve.- (Extrañamente magnifico…Son gemelos)-Miró detalladamente a los dos cachorros.- (Entonces… ¿comparten espíritu?)-Se preguntó a sí misma; Akira dio un leve respingo y miró a la bestia.

-(¿Cómo hizo eso? ¿Se…señora?)-Preguntó tímidamente el ahora cachorro, ella rió levemente mirándolos a ambos.-( No fue por mi solamente…Sólo estaba dormido)-Explicó.

-(¿Quién?)-Preguntó Akio con interés. La criatura rió.-( El espíritu Kyuby que por lo veo ustedes dos comparten…Tal vez por eso tardaron  tanto en manifestar estas cosas)-Ella les observó bien de arriba abajo.-( Y por lo que veo, vivir en el mundo humano no les hizo para nada bien)-Negó, ambos se veían en los huesos, sucios y andrajosos.

-(Pe-pero… ¿Nos quedaremos así para siempre?)-Akira miró su nuevo cuerpo preocupado.-( No, no, no…Podrán volver a transformarse en humanos cuando cumplan los 7 años humanos)-Dijo con paciencia al ver la impaciencia de los dos cachorros.

-(Tenemos 5 años…Eso sería… ¿En dos años? ¿Y qué haremos entonces?)-Preguntó Akio, ambos miraron a la criatura fascinados, pidiendo explicacio-nes, era increíble la confianza que le estaban dando, más teniendo en cuenta que hace unos minutos estaban asustados por lo que ella podría hacerles. Una sonrisa canina muy cálida se mostró en el rostro de la criatura.-( Venir al Bosque Kyuby, su verdadero hogar.)-

-(Hogar…)-Ambos susurraron la palabra como una letanía, sintieron algo arder en su pecho, una clase de esperanza renovada con más fuerza que nunca.-( Pero no sabemos…)-

-(Yo los llevaré ahí)-Y de repente, donde antes estaba la hermosa criatura color crema ahora había sido reemplazada por una mujer joven, de unos 24 años, su cabello era… ¡Rosado! Y sus ojos eran tan negros como el petróleo, llevaba una camisa marrón de botones con detalles de encaje rosado y una falda larga de jean junto a unas botas. La mujer sonrió cálidamente.

-Soy Ranma, un placer pequeños kyubys.-

Akira y Akio la miraron desde abajo completamente anonadados, el gemelo de gafas tragó grueso.
-(N-no…No es por ser descortés Señorita Ranma pero…)-Murmuró bajo el gemelo.

-(Usted es una mujer muy hermosa.)-Dijeron al unisonido ambos gemelos telepáticamente.

Ranma rió maternalmente ante tal observación, miró con adoración a los dos gemelos como si tomará una decisión.-No sé cómo alguien pudo dejarlos a su merced…Hay que ver que esta época es dura para los más incomprendidos y revolucionarios. Sobre todo para los Kyubys-Murmuró mirándoles.

-(Bestias del Bosque…Así es como nos llamaron ellos)-Respondió Akira.- (¿Eso qué significa?)
-Kyubys, así es como nos conocen en Escocia.-Ellos se miraron sin compren-der.-Es complicado de explicar para unos niños como ustedes…Pero, los Kyubys, o sea nosotros, somos una raza antigua nacida en Japón, pero los primeros de ellos se crearon en Escocia.-Akira y Akio se miraron anonada-dos, era irónico que hace unas horas se sintieran miserables y ahora sentía que formaban parte de algo mucho más grande.

-Es una larga historia, pero puedo explicárselas en casa…En su verdadera casa.-Dijo con calidez la mujer, Akio dio un saltito de felicidad.

-(¿D-de verdad nos va a llevar a ese Bosque? ¡Au!)-El salto le hizo tomar un impulso hacia adelante, unas pequeñas chispas salieron de entre sus patas, Ranma parpadeó impresionada se acercó de inmediato a Akio con curiosidad mientras Akira reía.

-¿Cómo hiciste eso?-Akio parpadeó levemente recuperándose.-(Y-yo…)-Akira rió traviesamente mientras se colocaba a su lado.

-(¡Es nuestra magia! ¡Podemos encender bombillas con las manos! Y…explotarlas también)-Admitió lo último algo apenado, Ranma ahogo un grito de emoción.-Por el alfa, ¿puede ser?-Miró a ambos gemelos.-Por fin, después de tanto tiempo…-Suspiró emocionada.

-Por fin aparecieron dos kyubys con la habilidad de las cargas eléctricas.-Los gemelos se miraron extrañados.

-(¿Eso es una ventaja en el Bosque?)-Preguntó Akira, Ranma asintió mien-tras empezaba a caminar, se transformó en Kyuby así mismo los dos cacho-rros trataban de seguirle el paso.- (Cada Kyuby tiene algo que lo diferencia de los demás, esa es su habilidad Kyuby, hace tiempo hubo una catástrofe y muchos de nosotros morimos, incluyendo aquellos kyubys que podían controlar la electricidad)-Explicó, los gemelos le escuchaban atentamente como si el secreto del universo estuviera a punto de revelarse.-(Hasta hoy no había llegado ningún cachorro o Kyuby capaz de controlar la electricidad, por lo tanto hemos tenido que vivir con velas durante todo este tiempo. Personalmente a mi no me molesta, pero ahora que los he encontrado a ustedes…)-La bestia suspiró.- (Pienso que todo puede que mejoré desde ahora.)-Afirmó para sí misma, Akio miró el suelo un tanto apenado.

- (No creo que seamos de mucha ayuda, aún no sabemos dominar bien “eso”)-Dijo con cuidado, Ranma rió levemente mirando con cariño al peque-ño.- (Precisamente, apenas tienen 5 años humanos…No sé cuanto tenga su espíritu Kyuby, pero sí lograron hacer esa explosión que vi en el pueblo de los mortales, tal vez puedan controlarla mucho más rápido de lo que crean. Yo les ayudaré.)-Les aseguró a los pequeños, Akira y Akio le miraron esperanzados.

- (¿Nos cuidará?)-Dijo Akio anonadado.

- (¿Nos tendrá como si fuéramos sus hijos…?)-Dijeron al unisonido, ambos se detuvieron al ver lo que habían dicho, Ranma les miró atentamente durante unos minutos, luego sonrió cálidamente y acercó su hocico a sus orejas.

- (Por supuesto que sí…)-Afirmó con una sonrisa, ambos temblaron susu-rrando un “¿D-de verdad?”, eso sólo la hizo sonreír más.- (Sí, mis peque-ños…)-Dijo con cariño.

Cuando Ranma intento moverse enseguida sintió como ellos le abrazaban con dificultad, con lágrimas entre los ojos, la mujer estaba enternecida ¿Qué tanto habrían sufrido esos dos para desear tanto el amor materno? Ella tampoco la había tenido fácil en el pasado, pero se había encariñado tan rápido con ellos…

-(Les prometo que les encantará la casa, tenemos muchos vecinos cerca y un bonito arroyo)-Dijo alegremente mientras los alzaba del pescuezo y los subía a su lomo.- (¿Listos?)-Akira y Akio asintieron con una sonrisa canina muy adorable.- (Sosténganse, seguiremos el acantilado)-Indicó mientras empezaba a correr.

Todo el camino los gemelos estuvieron preguntando y preguntando, Ranma les respondía gustosa ¿Y cómo no hacerlo? Ambos niños estaban tan ro-tos…La confianza era tan demoledora que le contaron a la mujer como llegaron al estado actual en el cual les encontró; Ranma estaba indignada ¿cómo los humanos podían llegar a ser tan crueles? Por otra parte, ella les contó mucho sobre el Bosque, sobre las casas y el pueblo, sobre la comida y la paz que tendrían, a veces los notaba temblar porque no creían que mere-cieran tan lugar lleno de paz.

-(La Alfa sin duda alguna debe mejorar los cruces entre Bosques…)-Susurró la bestia peli crema para sí misma, Akio mostró curiosidad ante ese  comen-tario.- (¿Al…fa?)-Murmuró la palabra telepáticamente varias veces, Ranma sonrió.- (Es la líder de todos los kyubys, es quien mantiene el Bosque en orden)-Explicó mientras de a poco sentía un viento abrazador en las patas.- (Aún es algo joven de todas formas…)-Ríe.- (Pero estoy segura que apren-derá rápido, ya estamos cerca)-Indicó mientras aceleraba el paso.

Ambos gemelos empezaron a sentir la adrenalina, ¿cómo sería el lugar? ¿Sería tan fantástico como Ranma contaba? ¿Serían aceptados? De a poco empezaron a ver un acantilado gigante, al otro lado parecía haber el otro lado del Bosque, no se escuchaba agua ni nada, los dos miraron extrañados a Ranma.- (¿Dónde es?)-La Kyuby sonrió.- (Ese es el cruce niños, se ve así para que los humanos fisgones no muestren interés en él)-Ella empezó a correr más rápido.- (Ahora sí ¡no se suelten!)-Los hermanos se miraron nerviosos y enterraron un poco sus garritas en el pelaje de Ranma con algo de miedo a lastimarla.

La velocidad aumentó ligeramente, la agilidad de la Kyuby era impresionante Akira tragó grueso mientras más se acercaba el acantilado.

-(¿Crees qué estaremos bien?)-Preguntó bajo hacía su hermano, Akio iba a responder pero en ese momento Ranma saltó.

Ambos bajaron la mirada hacía el fondo del acantilado, esperaban ver agua o rápidos que destruirían un gran tronco, pero en vez de eso, se encontraron con un enorme río de nubes esponjosas, era como si el acantilado fuera un espejismo, sostenido por quién sabe para conectarse a este mundo, el viento era fresco, abrazador, los pelajes de los gemelos se erizaron mientras se sostenían con más fuerza y al llegar al medio del cruce el aire se movió, como un cuadrado o ese punto débil en un campo de fuerza, el mismo parecía ser hecho con agua, débil y fuerte, separando el mundo de este.

-(Nubes.)-Murmuró Akio.

-Sí, nubes.-Susurró una voz femenina, ambos dieron un respingo y por fin notaron que estaban en brazos de Ranma, ahora transformada en humana. -Sosténganse bien de mi pecho, aún no sé muy bien aterrizar con los pies.-Advirtió, los gemelos asintieron acurrucándose mientras miraban el cielo, claro y sin ninguna nube, por un momento Akira creyó que el acantilado había absorbido todas las nubes del cielo.

Un sonido secó en el suelo, Ranma soltó un leve quejido al sentir el ardor en sus rodillas, Akira y Akio cayeron al suelo rodando. La mujer alzó la mirada preocupada.

-¿¡Están bien!?-La peli rosada se acercó gateando rápidamente a los gemelos, Akira se estiró con una sonrisa emocionada.

-(¡Sí, lo estamos no se preocupe!)-El pequeño rió dando algunas vueltas mientras Akio se estiraba mirando con curiosidad el cruce.-(¿Se está alejan-do?)-Preguntó suspicaz, la mujer miró sobre su hombro al ver el otro lado alejarse de a poco.-Oh…sí, que suerte que llegamos a tiempo-Afirmó le-vantándose, los raspones en sus rodillas desaparecieron de inmediato.-Bien, será mejor qué…-

Al otro lado llegaron corriendo varios kyubys riendo, Ranma dio un respingo y los miró preocupada.- ¡Apresúrense, ya se va a desanclar!-Uno de ellos gruñó hastiado.

-(Esa Alfa, ¡si va a hacer su trabajo, que lo haga bien!)-Farfulló mientras daba unos cuantos pasos hacia atrás, su amigo asintió de acuerdo.

-(¡Exactamente! Valkya-sama debió elegir a alguien más capacitado…)-Afirmó el otro Kyuby mientras ambos daban un gran salto, la tierra tembló cuando ambos se resbalaron en la pendiente, Ranma enseguida fue detrás de ellos pero lograron levantarse.

-(Ah…No te preocupes, Ranma-san, estamos bien)-Aseguró el Kyuby mien-tras empezaba a adentrarse en el bosque.- (¡En serio, debería aprenderse los tiempos!)-Gritó hastiado mientras esquivaba a los gemelos y se iba entre los árboles, su compañero se sacudió y le asintió a Ranma.

- (¡Muchos kyubys van a quedarse al otro lado del mundo si ella no presta atención!)-Opinó yendo detrás de su amigo. Finalmente el otro lado del acantilado desapareció.

La mujer miró el camino por el cual se fueron ambos kyubys con una sonrisita triste.-No deberían ser tan duros con ella…-Negó mientras se acercaba a los gemelos, ambos miraban extrañados la escena pasada.

-(Señorita Ranma… ¿Qué es Valk…walkya?)-Preguntó Akio mientras ella cargaba a él y a su hermano en sus brazos. Ranma rió mientras empezaba a adentrarse en el Bosque.-Es Valkya-sama.-Corrigió con una sonrisa, Akira ladeó la cabeza confundido.

-(¿Sama?)-Ranma rió negando.-Poco a poco niños, poco a poco.

La Kyuby siguió hablando por el camino y por fin, desde que llegaron pudie-ron admirar el Bosque y sí, era todo lo que Ranma había dicho, pero mucho más hermoso.

Los árboles de copa alta, con búhos de colores diferentes, pájaros, ardillas, el sol era cálido y agradable, flores de miles de colores y hojas de tonalidades que iban del verde oscuro al verde más claro, habían hermosos arroyos y la vida se respiraba ahí. Era magnífico, un lugar que el humano no había tocado y jamás iba a tocar.

Se veían miles de criaturas, desde jackalopes, hasta Kirins, ciervos, ranas, y algunos kyubys sembrado aquí y allá ¿Era posible todo esto?

-¿Y bien?-Preguntó Ranma mirando a los gemelos mientras caminaban río abajo.

-(¿Cómo esté lugar puede ser tan igual y diferente de los Bosques de los humanos?)-Preguntó Akira impresionado, ella rió mirando las copas, sintiendo el aire.

-A veces yo también me lo pregunto…-Murmuró, luego miró a ambos geme-los de nuevo quienes estaban maravillados por todo.-Todo este lugar tiene vida, este ahora es nuestro hogar, su hogar.-Ella miró al frente.-Y allá viviremos.

Ambos observaron hacía donde Ranma apuntaba, junto a un arroyo que iba hasta lo más profundo del Bosque, algunas casas rurales se extendía hasta allá, pero lo que destacaba más era el impresionante molino convertido en una casa. Algunos kyubys que pasaban por ahí saludaron, riendo, llevando canastas con muchas frutas y verduras, carretas o simplemente jugando cerca del arroyo, pintando cosas en las rocas altas y pequeñas cerca del agua.

-(Es…)-Akira tembló, impresionado.

-(Nos…)-Musitó Akio, temblando de la impresión.

-(¡NOS ENCANTA, SEÑORITA RANMA!)-Gritaron emocionados mientras bajaban de sus brazos e iban corriendo hacía el gran Molino, habían algunas verduras y frutas sembradas cerca, Akio detuvo a su hermano.- (¡Hermano, mira!)-Señaló con su hocico un poco más allá abajo en el arroyo, varios cachorros jugando en el agua, algunos pintando en las rocas y otros convir-tiéndose en niños para cargar a sus amigos que aún no podían. Los gemelos se miraron emocionados, no esperaban para poder ir a jugar también.

-Luego podrán jugar.-Ranma los levantó con cuidado mientras ellos se quejaban.-Primero tienen que acomodarse en la nueva casa, además, quiero presentarles a alguien primero.-Asintió para sí misma mientras abría la puerta, la sala era preciosa, unos muebles que no parecían ser de la época en la cual venían los niños, el comedor más allá y estantes con muchas cosas puestas, libros, retratos, etc. Luego se veía un arco que llevaba a la cocina, unas escaleras hacía el piso de arriba.

-(Es muy bonita)-Murmuraron los gemelos.

-Gracias, aunque no limpié antes de que vinieran.-Rió para sí misma mien-tras empezaba a subir las escaleras.-Deben estar muy cansados. Les prometo que desde ahora, ya no deberán cuidarse entre ustedes dos.-Afirmó decidida, los pequeños le miraron como si fuera…Dios, o en todo caso, un ángel.-Es una promesa.-Los tres asintieron con una sonrisa mientras Ranma finalmente iba a darles un baño y literalmente, por fin iban a darse un baño como debe ser después de mucho.

La mugre y la suciedad de los años dijeron adiós en un baño de 2 horas completas en una pequeña tina que había junto a una regadera en el baño, después de eso, ambos estaban limpios, sin ninguna marca de mugre de años anteriores.

-(¿A dónde iremos ahora, señorita Ranma?)-Preguntó Akira mientras cami-naban detrás de ella por el césped del Bosque, Ranma sonrió con cariño.-(Iremos a visitar a un amigo mío, seguro tendrá algo que pueda interesar-les.)-Asintió para sí misma, Akio dio un pequeño saltito y su hermano le miró extrañado.

-(¿Y a ti qué te dio?)-

Akio movió un poco sus patitas, luego se sacudió erizándose el pelaje.- (Me siento…limpio.)-Dijo asintiendo para sí mismo, Akira le dio un pequeño empujón mientras reía.- (Eso es obvio, llevamos mucho tiempo sin sentirnos así, tonto.)-Los dos rieron levemente mientras iban detrás de Ranma, pasa-ron por la zona de casas rurales que vieron al llegar, algunos kyubys saluda-ban a Ranma con grandes sonrisas.

A lo lejos, cerca de unas rocas amontonadas varios cachorros jugaban y miraban a los gemelos con curiosidad, en eso uno de los cachorros dijo.

- (¡Juguemos Kyubys y Demonios!)-El mismo miró a otro cachorro que debía ser su hermano, este se quejó mirando a los demás.

- (¡No quiero ser el demonio otra vez! ¡Que lo haga alguien más!)-Se quejó, todos rieron, hasta Akira y Akio que no sabían de qué iba el juego.

Unas kyubys ancianas miraron a los gemelos y suspiraron mirando con reproche a la peli rosada.
-Hay que ver que hierva mala, nunca muere.-Dijo una de ellas, Ranma rodeó los ojos con una sonrisa.
-Veo que aún no aprendo la lección.-Respondió haciendo reír a las ancianas, Akira y Akio se miraron extrañados mientras las mujeres les saludaban con sus dientes afilados, ellos un tanto intimidados, trataron de sonreír. Otra de ellas, con un extraño sombrero hecho de lana verde oscura miró a los cacho-rros irse detrás de la mujer.-Se ve que no son de aquí o al menos...Sus co-mienzos no fueron aquí-Todas asintieron.-Hay que ver que los espíritus están cada vez más locos.-El grupo de kyubys rió, su risa parecía un silbido, como el de una hiena amigable.

Ranma y los gemelos caminaron arroyo abajo, hasta llegar a una colina empinada, ahí la mujer cargaba a los cachorros con cuidado, Akira le miraba curioso.

-(¿A dónde vamos?)-Preguntó mientras ella terminaba de subir la colina.

-Vamos al pueblo, ahí es donde están la mayoría de nosotros.-Explicó mien-tras señalaba la mirada.-Bienvenidos, Al Bosque Que Viene y Va.-Ambos gemelos miraron hacía el enfrente y contuvieron el aliento, un hermoso, pintoresco y alegre pueblo se alzaba más allá de aquella colina, se oían flautas sonar, el bullicio de un alegre pueblo y de los comerciantes vendien-do sus productos, de los cachorros corriendo por aquí y allá; las casas parec-ían el barrio de Brasil, pero más pintoresco y menos mugriento, todas amontadas aquí y allá con sus callejones, los kyubys venían de otras partes del Bosque con carretas llenas de peces o de verduras, cuando la peli rosada y los cachorros bajaron hacía la calle concurrida los niños pudieron observar a sátiros cantando junto a los kyubys, fénix y ninfas conviviendo con los kyubys, posados en los techos hablando o comiendo juntos, era precioso ver el tumulto de gente reunida, sin odiarse, sólo disfrutando del ambiente y de la compañía.

-(¡Mira!)-Akira señaló a unos cachorros pintando runas y muchas otras cosas junto a otro kyubys, reían y se manchaban las patas.- (Yo también quiero hacer eso…)-Murmuró Akio con una sonrisa emocionada. Finalmente calle abajo llegaron a una tienda que vendía cosas antiguas de todas las épocas, el lugar era algo mugriento, con un estilo steampunk que desentonaba con las demás tiendas alrededor, algunos kyubys salían junto a amigos hablando, otros entraban y el lugar no podía estar más movido.

-Aquí es, espero que no tenga muchos clientes.-Ranma abrió la puerta, el tintineo de la misma avisó su llegada, un hombre de pelo verde oscuro alzó la mirada, sus ojos eran de un azul cielo magnifico, llevaba unas gafas redon-das, estaba lleno de hollín y un poco de tierra aquí y allá, sonrió al ver a la mujer.-¡Ranma! Hacía tiempo no venías-Dijo felizmente el Kyuby.

La peli rosada sonrió levemente mientras dejaba a los gemelos en el suelo.-Akira, Akio, él es Trevor.-Señaló con un asentimiento al hombre, este sonrió impresionado mientras salía del mostrador y se agachaba para ver a los niños.-Ranma…no sabía que ibas a criar otra vez.-Murmuró mirando a los dos niños, estos se encogieron un poco. Ranma rió.-Vamos, saluden peque-ños.-Les animó.
Akira tragó grueso acercándose al hombre primero.- (Yo soy Akira…U-un placer conocerle, señor Trevor)-Dijo presentándose, Akio se animó también algo decidido.-(Y yo soy Akio, su gemelo…Es un placer, señor Trevor.)-Musitó, educadamente. Trevor parpadeó levemente y luego rió alto.

-¡Vaya, sin duda alguna los educaste muy bien Ranma-chi~!-Asintió para sí mismo mientras reía, la peli rosada se ruborizo levemente mientras reía con él. Akira y Akio sonrieron al ver la aprobación del hombre.- (¡Gracias!)-Dijeron al unisonido con una gran sonrisa.

-No hay de que, soy Trevor, Akira, Akio, un placer conocerles y bienvenidos al Bosque de los Locos.-Guiñó el ojo como cómplice a los pequeños y estos rieron traviesos, Ranma negó levemente aún riendo mientras el peli verde se levantaba.- ¿Y bien, cómo los conseguiste?-Él fue directo al grano, ella dio un respingo y luego suspiró.-No es una historia larga, te la explicaré.-Trevor asintió pensante, luego miró a los gemelos.-Oigan, si quieren vayan a dar un vistazo por mi tienda, tengo muchas cosas viejas, aunque yo esté mucho más viejo que todos esos cachivaches-Los gemelos se miraron emocionados y fueron corriendo a ver lo que podían encontrar, Trevor les siguió con la mirada.-Se ve que tienen entusiasmo por inventar cosas…-Luego, miró a Ranma con dureza.-¿Quieres volver a llorar, Ranma?-La mujer suspiró, negando.-Sabía que dirías eso. Escúchame, ¿sí? Estos dos, son especiales, habló de su habilidad Kyuby Trevor, podría sacarnos a todos de seguir usando…-Ella miró una vela ya algo fundida que se sostenía en lo alto de un candelabro.-Velas.-Trevor frunció el ceño.

-Sabes que después de la guerra todos esos kyubys eléctricos se extinguie-ron, fueron los primeros en pelear ¿lo sabes, no?-Ranma iba a protestar.-Además, ¿has visto si quiera sus habilidades kyubys? ¡Ranma-chi, sólo tienen como unos 5 años!-Señaló a lo lejos a los dos gemelos, los cuales estaban rebuscando en un montón de televisores viejos y otros cachivaches. Ranma bufó dando un zapatazo.- ¡Escúchame primero!-Dijo por lo alto, todos en la tienda le miraron, excepto los gemelos, ellos estaban absortos en las cosas viejas de la tienda, Akio había encontrado un reloj de bolsillo que funcionaba.

-Bien. Habla.-Trevor se recostó del mostrador, entonces Ranma empezó a explicar.

-(¡Akio, mira lo que encontré!)-Akira estaba metido de cabeza en un televisor roto, si tuviera cola se le vería moviéndose rápidamente de la emoción. Su gemelo estaba absorto mirando el reloj de bolsillo, trataba de girar un tornillo con las patas para hacerlo funcionar.- (¿Qué pasa?)-Akira sacó sosteniéndolo de la base un bombillo nuevo.- (¡Fomfillo!)-Farfulló su gemelo, Akio abrió los ojos impresionado, enseguida se acerco a su hermano mientras llevaba el reloj por la correa.- (¡Un bombillo! ¡Y esta como nuevo! ¡Fantástico hermanito!)-Ambos bajaron rápidamente del montón de cosas y Akira dejó el bombillo en el suelo.- (¡Debemos mostrárselo a la señorita Ranma y al señor Trevor!)-Su gemelo estaba emocionado, así como él, ambos agarraron un calcetín viejo y metieron la bombilla ahí llevándola con sumo cuidado hacía los dos kyubys, Trevor estaba impresionado, Ranma hablaba con solemnidad y lástima.

-Los humanos les hicieron muchas cosas Trevor…-Murmuró la mujer con lástima.-No sé porque no fueron traídos aquí cuando fueron convertidos, por eso cuando los vi sabía que tenía que traerlos aún sabiendo o no que tienen tal habilidad…-Trevor asintió mirando la nada.

-Todos hemos sido dañados por los humanos, Ranma…Pero, eso que me dijiste ¿de verdad crees que tienen la habilidad de la electricidad inductora y conductora?-Preguntó impresionado, ella asintió.-Por eso quería pedir-te…Que los ayudarás a controlarla…Como tú estás más familiarizado con esas cosas, yo…-Ella iba a seguir pero el sonido de algo arrastrándose atrajo su atención.

- (¡Señorita Ranma, Señor Trevor!)-Akio venía saltando realmente alegre, detrás venía Akira arrastrando la media con la bombilla.- (¡Señorita Ranma, vamos a mostrarle nuestra habilidad a Trevor!)-Akira soltó la media y asintió.- (¡Sí, ya verá lo grandiosa que es!)-Afirmó, Trevor sonrió con cariño.

-¿De verdad? Me encantaría verla, entonces. Oh, y veo que le echaron el ojo a ese reloj de bolsillo, ¿eh?-Dijo el hombre con cariño, los gemelos asintieron mientras sacaban la bombilla del calcetín.

-(¡Ahora, preste atención!)-Akira miró a su hermano emocionado y ambos asintieron, acercaron sus patas al bombillo y esté al mínimo roce, se encen-dió.- (¡Mire!)-Dijo Akio feliz, de pronto los demás bombillos que estaban tirados aquí y allá empezaron a encenderse también, Trevor estaba impre-sionado. Ranma sonrió orgullosa.

-Te lo dije.-Trevor rió apretándole un cachete, el hombre se acercó a los gemelos realmente impresionado.-Es una habilidad fantástica, Akira, Akio. Ustedes tienen mucho futuro aquí en el Bosque Kyuby,-Los gemelos se miraron estupefactos, no esperaban tal reconocimiento, más kyubys se acercaron curiosos ante tal espectáculo y empezaron a murmurar realmente esperanzados. – (¿Usted lo cree, Señor Trevor?)-Preguntó Akio emocionado, el peli verde asintió.-Por supuesto que sí, desde ahora, trabajaran conmigo ¿Y saben lo qué eso significa?-Dijo mirando a los niños y a los clientes también, ellos negaron.

Trevor sonrió, una nueva era se acercaba al Bosque Que Viene y Va.

-No más velas.


Sentencia de Nacimiento [PARTE III]
Parte 3 I am a dummy! 
:pearla: Parte 2                                                                                                                               :pearla: Final
          Parte 2                                                                                                                                                      FINAL
Loading...


3 años después.


3 años han pasado. Resumiendo lo que ocurrió esa vez Max les conto la verdad a Anastasia y a Beilay, estas al principio tardaron en reaccionar y después de tranquilizarlas a ambas, el cura Gabriel les dio una “sugerencia” para tal vez resolver el problema que ahora tenían en sus brazos los geme-los. Este era mantenerlos  internados en la habitación de estos (Con la condi-ción de mantenerlos amarrados con las cadenas y los grilletes separados a cada extremo de la habitación) y a partir de ello realizarles exorcismos 4 veces por semana, como deducían ellos eso tal vez “funcionaria”  para sacar-les el “demonio” que tenían adentro a los gemelos, entonces durante esos 3 años estuvieron haciendo los dichos exorcismos lo cual equivale a 4380 exorcismos durante ese tiempo.

Pero como veían, no daba resultado.

-¡Sostenlo!-

-¡Traigan el agua!-

-¡AGH! ¡Me ha mordido!-

-¡GRRRRRR…SuÉlTeNmE!-Bramaba con dificultad Akio quien estaba ama-rrado en una mesa de madera en el centro de la habitación.

En otra esquina de la habitación, se encontraba un convaleciente Akira. Débil, magullado y en el centro una impresionante quemadura en forma de cruz, el sudor perlaba su frente y jadeaba
adolorido. Alzó la mirada para ver como su hermano sufría el mismo destino, entre quejidos susurró:

-A…kio-Más, nadie lo oyó.

“Ayúdennos…”

Beilay miró bajar al cura y a algunos oficiales que venían a ayudarle con el “proceso”, esperanzada ella se acercó a ellos con un estivó de fe a que estu-viera dando resultados después de tanto tiempo.

-¿Y-y bien?-Preguntó temerosa, Gabriel le miró y negó con la cabeza, su sonrisa esperanzada se esfumo al acto.-No hemos avanzado mucho…-Iba a decir “Ni un poco” pero no quiso ser tan franco.-Pero tal vez algunos más den resultado-Afirmó y ella asintió, Anastasia al lado de la ventana sonrió emocionada al oír aquello, ambas tenían esperanza en que por fin funcionara. Mientras, arriba en la habitación de los gemelos Akio jadeaba adolorido y con la sangre bombeándole en el cerebro, lo mismo, siempre lo mismo…Cada semana, nunca se detendrían para sacarles lo que sea que tuvieran adentro ¿Y lo peor de todo? Su madre y su tía lo permitían…Los 2 ahora tenían 5 años, estaban demacrados, les daban de comer sólo algunas veces porque pensaban que era peligroso y se mantenían con ello extrañamente.

Las quemaduras que les causaban desaparecían al otro día, reafirmando más para el cura que aquellos niños no tenían salvación.

-¿Her…mano?-Una voz adolorida sonó, Akira alzó la mirada y ahí estaba su hermano Akio, ambos separados, encadenados a las paredes y el olor a mierda en el aire, Beilay y Anastasia a penas se acercaban a ellos desde aquella vez.- ¿Qué?-Preguntó con voz áspera. Akio suspiró-¿Te duele?-Soltó.
-Un poco…Hace unas semanas dejo de dolerme tanto como lo hacía las primeras veces…-Admitió.
En tan sólo 3 años los gemelos cambiaron bastante, estaban un poco en los huesos, sus caritas de niños demacradas y ese semblante serio más perpetuo en estas que nunca, sus ropas sucias y cavia destacar que los mechones azules de antes ahora eran más y estaban casi a punto de resaltar más que los mechones rubios, ahora había una forma de diferenciarlos y era que los ojos de Akira eran ligeramente amarillos desde aquella vez y los de Akio seguían siendo grises pero poco a poco se notaba un amarillo en estos. Los colmillos de ambos eran más notorios ahora, junto a esas expresiones de rabia creadas por los mismos aldeanos era totalmente impresionante que no los hubieran sacrificado ya ante el fuego.

En cuanto al lío que causaron tiempo antes, Beilay y Anastasia mantuvieron de esa forma las apariencias haciendo creer a los vecinos que los niños sufrían una “extraña enfermedad mental” y que por ordenes de la Iglesia debían mantenerse dentro de casa, de esta forma explicaron el suceso con la niña hace ya tiempo atrás; además de no querer alertar a la comunidad con el hecho de tener a dos niños poseídos por las Bestias del Bosque.

La puerta se abrió, el chirrido de siempre los hizo temblar, Akio miró al visitante y tembló un poco, Akira que no podía ver mucho debido a que la puerta siempre le tapaba la vista cada vez que se abría tragó grueso creyen-do que eran otra vez aquellos hombres, pero en realidad sólo era Beilay con dos cubos de agua y unas esponjas, ella trató de sonreír pero como siempre sólo una mueca logró aparecer en su rostro.-Ho-hola niños…-El típico tarta-mudeó, Akira apretó los dientes, furioso.

Ambos gemelos habían desarrollado una clase de odio hacía su tía, por no haber parado esto, por dejarles sufrir y por influenciar a su madre a que dejara que esta locura pasara con ellos, la mujer se acercó a Akira primero estaba un tanto temblorosa, la esponja no dejaba de moverse.-¿Te…?-
-Yo puedo solo.-Contestó el niño fríamente, extendió su mano hacía ella para recibir la esponja y la cubeta, la misma estaba sucia, llena de sangre seca y cicatrices por las veces que se astillo con la mesa de madera.-Bi-bien…-Susurró ella tendiéndole ambas cosas, se levantó cuidadosamente mirándole con miedo, tenía porqué, nunca había visto tal mirada de odio en un niño de 5 años.-Gra…-Akira calló, no tenía nada que agradecerle.

Beilay se acercó con la otra cubeta y esponja hacía Akio, el niño se arrinconó un poco más en la esquina mirándole con recelo, su ceño fruncido y las pequeñas y visibles garritas en sus manos, el estado era el mismo, sangre, mugre y cicatrices.-Akio…Ten-La mujer esta vez trató de soltar su voz más amable, el niño gruñó haciéndola dar un leve paso hacia atrás.-N…n…-Farfulló algo inentendible, Akio abrió un poco los ojos tragando grueso mientras tendía la mano, no hacía falta saber que la respuesta era la misma que su gemelo.

En unos minutos se escuchaba el chapoteo del agua, Beilay se mantenía en la entrada de la puerta viendo como ambos niños se aseaban por si solos, ellos no estarían tan furiosos y hastiados si esta necesidad no hubiera sido cubierta por el simple hecho de que el Cura Gabriel lo haya mencionado; el hombre siempre salía de casa quejándose que el cuarto de ambos olía horrible y  es que…Trataban a ambos gemelos como si fueran animales, bestias. Ya después del baño Beilay les tendió a ambos la típica ropa vieja, que era como un camisón blanco y sucio, la puerta se cerró dejándolos a ellos solos de nuevo.

-Hipócrita.-Soltó Akio.

Más tarde, los gemelos jugaban con la madera suelta como estaban acostum-brados mientras en la micro ventana que tenían en el cuarto se asomaba el sol  de la tarde, dentro de poco se haría de noche.

“Hambre”

Pensaron ambos al mismo tiempo, alzaron las miradas y asintieron dando a entender que si pensaron lo mismo, era ya como una rutina para ellos, algo que les hacía mantener la cordura. La puerta volvió a abrirse, una mano delicada con dos hogazas de pan, los gemelos miraron a la recién llegada con esperanza, impresión y… ¿alegría?

-Mamá…-Susurró Akira, allí estaba Anastasia un tanto temblante, detrás de la misma venía Beilay.- ¡Mami, si viniste!-Dijo Akio levantándose, el sonido de las cadenas se hizo presente haciéndole dar un respingo a la mujer, el niño dio un leve paso hacia atrás al ver esto. Akira se levantó un tanto ape-nado pero emocionado.- ¡Mamá te ves tan…!-La voz se le fue al localizar la mirada de su madre.
Ella estaba asustada, les miraba con miedo, como si no los reconociera, Beilay la sostuvo mientras ella dejaba caer las hogazas de pan; aquella mirada de indiferencia y miedo, esa mirada de una madre que no reconoce a sus propios hijos, esa mirada les partió la poca esperanza a los dos gemelos.-¿Mamá…?-Susurró Akio.

-¿Estás bien Ana?-Preguntó la mujer preocupada, ella hizo un sonido pareci-do a un “No”,  Beilay asintió rápidamente.-Entiendo, entiendo…Sabía que iba a ser duro, yo tampoco los reconozco-Admitió sin importarles el hecho de que ellos les escuchaban.-Vamos…Vamos a la sala-Murmuró llevándose a la mujer, el sonido de la puerta cerrándose nunca fue más doloroso.

Akira tembló levemente mirando la nada, se sentía vacío el lugar, todo se sentía tan…vacío.-E-ella…-Akio cayó de rodillas, las cadenas quemaban.-Duele…-El niño sorbió un poco de moco, las lágrimas empezaron a bajar.-Duele mucho…-Respondió Akira tapándose los ojos, su madre, la única la cual creían que no tenía culpa de nada…Era la que seguro más miedo les tenía. Los corazones de ambos niños temblaban, sus pechos se agitaron de la decepción y odio pero también, por cierto instinto que saldría dentro de unas horas.

Ya era de noche, ambos estaban arrinconados en una esquina cada uno, la luz de la luna entraba ligeramente por un orificio; la puerta se volvió a abrir.-Coman.-Dijo con brusquedad Beilay, las dos hogazas que Anastasia había tirado hace unas horas fueron pateadas hacía los gemelos, una para Akira y otra para Akio; la mujer ya no parecía tener miedo o al menos no tanto, su mirada había cambiado a una de odio total, como si ya no los reconociera como algo o como un conocido lejano.
-Grrrrr…-Akira oyó el gruñido de su hermano, miró sobre su hombro la espalda de Akio, el temblaba.-Oye… ¿Qué tienes? No puedo leerte…-Susurró alto, el niño volvió a estremecerse, alzó la mirada hacía la pared y la miró como si fuera algo completamente interesante.- ¿Akio…?-Preguntó su gemelo extrañado, se volteó hacía él y gateó un poco para verlo mejor, una voz carrasposa le respondió.

-Hoy…hay luna llena.-

El niño arqueó una ceja extrañado.- ¿Cómo lo sabes?-Su hermano negó.-La luz…Se siente, diferente…Si estuvieras aquí lo entenderías-Murmuró en respuesta.

Venganza…Almas…Fin del Pacto.

-Ugh…-Akio se sostuvo la cabeza con fuerza, de repente empezó a dolerle mucho.-A-Akira…-Llamó a su hermano, oyó las cadenas sonar.- ¿Qué ocurre? ¿Hermano?-Preguntó con insistencia, de repente él también empezó a sentir la cabeza pesada.-Agh…O-oye…a ti también…-Se agarró la cabeza con fuerza, de verdad parecía un martillo lo que tenía encima, de repente una sonrisa leve pero bastante…Loca apareció en su rostro.-Sí…La luna llena esta bonita hoy-Murmuró en respuesta, Akio sonrió de la misma forma.

Anastasia miraba con inquietud la puerta del cuarto de los gemelos, Beilay iba a bajar con ella pero se detuvo al ver su mirada.- ¿Pasa algo?-Preguntó preocupada, la mujer negó rápidamente.-No te preocupes, el padre Gabriel dijo que mañana iba a terminar todo esto-Le aseguró haciéndole sentir mejor, en eso se oyó como algo caía en el piso de abajo.-¿Um? Qué raro…No recuerdo que haya tanto viento afuera…-Dijo casualmente la mujer mientras bajaba las escaleras.-¡Ya vuelvo Anastasia!-Ella asintió bastante inquieta, miró la ventana buscando la calma, murmuró algo parecido a un “Luna bonita…” pero dio un respingo exagerado cuando oyó un estruendo en la habitación de los gemelos, Anastasia tembló bastante nerviosa ya…Se remo-vió en su silla de ruedas tratando de calmarse, hasta que sintió a algo o alguien sosteniendo su silla.-¿R…rum?-Farfulló mirando sobre su hombro, la mujer ahogo un grito con lo que vio.

-Hola…Mamá-Susurró Akira con una sonrisa loca, sus ojos estaban dilatados, sus colmillos eran visibles y en el gris que había en los mismos el color se iba desapareciendo, poco a poco el amarillo empezó a carcomer el gris.-Es una lástima que todo esto deba acab…-

ACABA DE UNA VEZ, VASIJA Oyó decir a la voz, la sonrisa de Akira se en-sanchó, la locura se respiraba en su aliento.

-Adiós…Anastasia.-La mujer intento moverse pero justamente cuando iba a reaccionar de la impresión, el niño con una fuerza increíble empujó a la mujer por las escaleras con todo y silla, se oyó su cuerpo rodar, chocar con la madera y finalmente algo parecido a un quejido de dolor, el cuerpo de Anastasia quedo inerte, adolorido y…Muerto.- ¡Jijiji! ¡Qué bien se siente!-Gritó bajito el gemelo, Akio le dio un pequeño empujón a su hermano riendo igual de loco.- ¡Aún queda el premio mayor, jijiji!-Ambos bajaron corriendo hacía la sala pisando el cuerpo de su madre, el mismo soltó un leve quejido, ella aún no estaba del todo muerta.

-Err…Que molesta.-Gruñó Akio.-Tengo hambre…-Murmuró el niño acercán-dose a la mujer, Akira rió dando un saltito mientras las garras surgían de las manos de los niños.

Beilay entró a la sala con una pequeña sonrisa, llevaba una manzana en su mano, tal parece un vecino le había traído una bolsa a ella y a Anastasia.-¡Ana, no vas a creer lo que trajo el Señor…!-La mujer se detuvo espantada, su boca se seco y de repente las manzanas dejaron de tener sabor. La sangre esparcida en el suelo de madera, los trozos de carne y ambos, Akira y Akio dándose un banquete con el corazón de Anastasia.-A-ah…-Beilay dejó caer la bolsa de manzanas, los niños alzaron la mirada como lobos hambrientos, sus ojos ahora amarillos destellaban locura y brillaban como los de unas hienas hambrientas.

-¡Mo-monstruos…!-Gritó Beilay mientras las lágrimas caían, Akira rió con locura mientras se limpiaba las manos fallidamente y en menos de un minu-to la mujer era atacada por ambos niños, nadie supo como…Pero de repente en las paredes de la sala empezaron a aparecer símbolos extraños, pintados con la sangre que salía del cuerpo de Beilay y de lo que quedaba del cuerpo de Anastasia, antiguos símbolos japoneses, caras de zorros y una enorme Luna mientras otro corazón caían a medio comer en el suelo de madera, el mismo bombeaba sus últimos latidos aún cuando ya no tenía cuerpo en el cual estar, por la casa se oyó una estruendosa risa parecida a las de unas hienas, una bombilla explotando y fuego empezando a quemar la casa.

Y a la mañana siguiente, la casa donde había vivido Anastasia Campbell ahora sólo estaba reducida a cenizas. Con sólo dos cuerpos hallados y los de gran interés desaparecidos, la búsqueda de quienes eran llamados Akira y Akio Campbell empezó por todos los pueblos cercanos y lejanos.
Las monjas, los creyentes y curas se acercaban a la casa a orar, rezando que otra de estas tragedias nunca volviera a pasar.

A lo lejos del pueblo, entre los árboles del bosque dos pequeños niños se encontraban junto a un lago, cubiertos de sangre seca y adoloridos, los primeros rayos del sol se colaron a la cara de Akio.- ¿U…um?-Murmuró el niño, miró a su alrededor con la vista nublada sentía un extraña sensación en su pecho.-Ah… ¡¿Ah?!-Su cuerpo se movió solo, mirando a su alrededor completamente consternado.- ¿Q…qué? ¡A…Akira!-Gritó el nombre de su hermano desesperado, ¿en qué momento habían llegado ahí? ¿Los habían dejado a su suerte?-¿Dó…dónde está…?-Miró su reflejo en el agua, se alejó aún más espantado, pasando sus manos incesantemente en su cabello, estaba más azul que rubio.-T…t…-La saliva no le dejaba hablar, finalmente pudo articular el nombre de su hermano, pero esta vez el llamado fue más desesperado.-¡AKIRA!

-¡AGH!-

Se oyó el chapoteo del agua, algunas gotas salpicando como si algo pesado hubiera caído en la misma, unos lentes se hallaban colgando de una roca en el agua; una melena mojada de color rubio salió a la superficie, luego unos ojos grises pero con leves matices de amarillo. Akira nadó como pudo hasta la roca, asustado completamente.-N…n… ¡Aki…!-

-¡Aquí estoy!-Gritó su hermano en respuesta desde la orilla ¿cómo había llegado ahí? Se acercó dando tumbos hacía el agua, se alejó de inmediato al ver lo fría que estaba.- ¡Akira!-El niño miró a su hermano a la distancia, achinó los ojos sin poder ver muy bien.-¿¡Qué paso, dónde estamos?!-Akio con más valor se metió en el agua, el lugar no era tan profundo le llegaba a las rodillas por suerte.-¡N-no lo sé! ¡T-tus lentes!-Señaló los lentes a poco distancia de él, Akira los agarró rápidamente los mismos estaban agrietados y rotos, su aspecto era más deplorable que antes.-¿Ah?-Parpadeó varias mirando a su hermano mejor, la cara de le puso pálida al instante.-T-tu cabello…-Akio le interrumpió.

-¡No hay tiempo para discutir eso! ¡Vamos!-Caminó un poco más mientras el agua empezaba a rosarle el camisón lleno de mugre y sangre seca.-No está tan profunda, vamos-Le animó con cuidado, su gemelo parecía estar a punto de llorar.-¿Q-qué nos pasó?-Murmuró.

-Akira…-

-¿Por fin nos dejaron a nuestra merced?

-Tal vez…-

-¿Moriremos? ¿Ya no tenemos salvación?-

-N-no…Sólo…sólo ven hermano.-

-Akio…Tengo miedo… ¿D-dónde está mamá?-

-Ella…ella ya no está…-

-¿No está…?-

Akio asintió con una mirada sombría, indescifrable.-Creo…que ya sé porque estamos aquí-Murmuró, volvió a mirarle con decisión.-Ven.-Pidió, Akira asintió mientras algunas lágrimas bajaban por sus mejillas, un pie y luego el otro, el agua no era tan profunda pero estaba considerablemente fría, más tarde ambos debajo de un árbol empezaron a reunir toda la información que les había quedado de ayer. Estuvieron rato así, hablando y hablando, comprendiendo lo que acaba de pasar, estaban poseídos, lo sabían pero aún así… ¿Por qué se sentían igual? Aún eran ellos, entonces… ¿Por qué?
Llegaron a la conclusión de que ahora, debían vivir como prófugos, porque estaban seguros que la policía iba a buscarlos. Y no estuvieron muy equivo-cados, luego de horas caminando por el bosque vieron junto a un árbol los carteles de “Se Busca” y un retrato mal dibujado de ambos gemelos.
-¿Quién hizo eso, un ciego?-Preguntó Akira arqueando una ceja, Akio rió traviesamente.-No lo sé, pero seguro estaban cortos de presupuesto-Ambos se echaron a reír mientras tiraban el cartel al suelo, algo era verdad, los gemelos sintieron que estaban hechos para esta vida.

Su primer robo no se efectuó hasta unas semanas después, viviendo de las sobras de pueblo en pueblo, los comerciantes dueños de las tiendas les tiraban zapatos, cubetas y a veces hasta llamaban a la policía. Su instinto Kyuby no se vio hasta que tuvieron su primera pelea con un perro por comida, que en realidad no fue más que eso…Basura, nada comestible.

-Vaya desperdició.-Había dicho Akira en el momento, estaban llenos de rasguños y en su mano se veía la mordida del perro, dolía, pero extrañamente la herida de a poco empezó a curarse.-¿Está bueno?-Preguntó burlón el pequeño mirando a su hermano, los restos tirados y las mocas buscando un lugar entre el cadáver del canino, era una vista bastante traumatizante, más que todo por el hecho de que Akio estaba comiendo un pedazo de carne de la misma.-Con decirte que esta mejor que la basura que encontramos en la tienda del costurero…-Respondió el niño con una risita.-Venga, sacamos algo bueno de eso al menos-Akira señaló los pantalones sucios y mugrientos de ambos, no habían cambiado el camisón pero al menos esos pantalones les cubrían lo necesario.

Los gemelos aprendían de a poco de su nueva condición, no se enfermaban, podían comer hasta los esqueletos y las espinas de los pescados, aunque si comían carne en mal estado podían llegar a vomitarla, cuando algún policía los localizaba huían de una forma muy escurridiza, se les daba bien la caza aunque nunca la hubiera practicado, era extraño; pero era extrañamente conveniente para ellos.

Lo único malo es que, si antes eran resaltantes por su cabello rubio, al tener esa extraña transición al azul los hacía aún más localizables. Por ende ambos salían en la noche, cuando menos gente había para buscar comida o algún objeto que pudieran robar para vender.

-¡Apúrate Akio!-Murmuró por lo alto su gemelo mientras vigilaba el callejón, era la primera tienda que veían en todos los pueblos que habían visitado que tenía precisamente lo que los había llevado a este infierno, materiales para hacer bombillas de las pocas que se encontraban por Escocia, el dueño estaba ocupado atendiendo a sus clientes, por una rendija de la puerta Akira vigilaba al hombre, Akio dejó caer un metal bastante pesado, eso lo hizo dar un respingo, gruñó bastante furioso.- Grrrrr…-El niño miró a su gemelo con reproche.-¡Oye! ¿Quieres qué nos descubran?-Preguntó mientras su herma-no seguía rebuscando en la basura.-¡Ah, sí!-Akira bufó sin entender.-¿Si quieres?-Preguntó bastante alto, Akio rió mostrando el botín.-¡La encontré!-En la mano del chico se encontraba una bombilla vieja, Akira tembló de la emoción.-¡Bien! Sabía que la encontrarías-Los gemelos se juntaron para apreciar mejor el descubrimiento, se veía vieja posiblemente se había que-mado o simplemente no servía, el gemelo de lentes movió sus manos nervioso.-¿Qué dices…lo probamos?-Preguntó emocionado, hacía poco habían recordado los acontecimientos con las bombillas y esa extraña forma de encenderlas con un pensamiento, Akio creía que no iba a funcionar, que tal vez todas esas torturas los había vuelto locos, pero Akira creía que tal vez…Sólo tal vez, podrían usar esa anomalía a su favor.

-No lo sé Akira…-Su hermano suspiró mirando la bombilla.-Es…demasiado fantástico para ser verdad-Akira negó con una sonrisa esperanzada.-Si a la final funciona, tu buscarás la cena hoy y si no funciona, yo me encargaré de hurgar en la basura la próxima vez-Sentenció haciendo que Akio sonriera levemente, aunque todo a veces era desgracia, tenían esos momentos entre hermanos que hacían que todo valiera la pena.-Bien, a la cuenta de 3…-Ambos asintieron.

-1…-

-2…y…-

-¡HEY! ¡¿Qué hacen ahí!?-Ambos gemelos dieron un gran respingo, un golpe y un gruñido parecido al de un animal.- ¡Malditos vagabundos! ¡Fuera de mi basura!-Bramó el dueño de la tienda con una escoba en mano, Akira parpa-deó varias veces a su lado ya hacía Akio, una gotas de sangre salieron de su cabeza.-A-Akio…-Musitó.

-O-ogh…-Su gemelo trato de levantarse, por suerte la bombilla no se había roto. El hombre exhaló impresionado e indignado.

-¡¿Eh?! ¡¿Qué pensaban hacer con una de mis bombillas malditos críos?!-El dueño volvió a levantar la escoba, pero esta vez Akira tomó el mango de la misma, estaba colérico.-Tú…imbécil.-Gruñó, el hombre tembló cuando vio los ojos del rubio, el gris de a poco se fue apagando hasta que sus ojos quedaron amarillos, su pelo empezó de a poco a teñirse al azul, parecía un animal embravecido.- ¿Q-qué…?-Murmuró el señor temblando, de repente dentro de su tienda se oyó un estallido, una bombilla había estallado.-¡¿Ah?! ¡Mi tienda!-Y luego otra más estalló y otra y otra y otra, dentro de poco empezó a oler a quemado mientras la gente salía por la puerta de enfrente asustada.-¡N-no! ¡¿Qué has hecho niño inútil?!-Gritó mirando la puerta que daba al mostrador, oyó otro gruñido detrás de él, miró sobre su hombro cuando de repente sintió un terrible dolor en la cara.-¡Agh!-La escoba cayó al suelo, el hombre se palpó la mejilla, sintió las gotas de sangre caer en el asfalto.-A-ah…-Akira parpadeó levemente, buscó la mirada a su hermano, Akio se encontraba llamándolo a lo lejos para escapar.

Las bombillas explotaban, la vista se le nublaba pero aún así…Pudo levantar-se, sintiendo su cabeza como si fuera a explotar exhalo un gemido de dolor, entonces vio a lo lejos una luz, una tenue luz que provenía de la mano de su hermano la bombilla parecía querer encenderse. Escuchó la voz de Akio a la distancia.

-¡Hermano, muévete rápido ahí vienen los ´clock, clock´*!-El gemelo logró moverse y corrió detrás de su hermano, la tienda estaba en llamas, oyeron al dueño señalarles y gritar que los atraparan mientras se oían los caballos de los oficiales detrás de ellos, Akira aún estaba muy aturdido pero trataba de seguirle el paso a su hermano, chocaba contra la gente, muchos los señala-ban gritando cosas como “¡Son las bestias!” “¡Oh dios mío! ¿Cómo lograron entrar aquí?” “¡Alejen a los niños de ellos!” Los gemelos apretaron los puños mientras corrían al oír los gritos de impresión y miedo, por un momento ambos escucharon sus voces en la cabeza del otro, pero esta vez, como una sola voz.
*clock, clock: Así llamaba Akio a los caballos de niño.

Ustedes no saben nada, humanos

Ustedes nunca supieron nada.

Akio se tropezó y rodó por el suelo mientras la gente se alejaba alarmada, en eso sintió el tirón fuerte en su camisón y luego como su hermano agarraba su muñeca y seguía animándolo a correr.- ¡N-no nos van a atrapar!-Gritó con ánimos Akira, salieron de la ciudad adentrándose en el bosque los ruidos y gritos de la policía como el sonar de los cascos de los caballos los traían locos, quería que acabara ya, querían que todo este infierno acabara ya.-¿Estás bien?-Preguntó por lo alto Akira mientras corrían, Akio asintió rápi-damente mientras le seguía el paso.-¡E-estoy bien! ¡¿Qué fue eso, cómo las bombillas empezaron a explotar una tras otra dentro de la tienda?!-El geme-lo iba a responder pero ambos cayeron por una saliente y dieron de bruces al suelo.-Agh… ¿Qué…?-El peli azul agarro sus gafas mientras trataba de levantarse, pero sintió el tirón de su hermano y cayó hacia atrás sentado debajo de la pequeña saliente, delante de ellos había un pequeño charco, Akira miró a su hermano extrañado.-Akio ¿qué ocu…?-Su hermano le tapó la boca mientras negaba una y otra vez, entonces arriba de ellos se oyó el ruido de los cascos de los caballos, los gritos de la policía, ambos temblaron mirando el charco de agua enfrente de ellos, Akio sostenía con la otra mano la bombilla con fuerza, como si fuera su pase a la libertad; porque esto…No era libertad o al menos ambos se dieron cuenta en ese momento, que lo que vivían no era la libertad, vivían una mala parodia del gato y el ratón, escapando, comiendo basura y sobreviviendo quien sabe como...Aquello no era como deseaban vivir y ahora, Akira y Akio lo comprendían.

El miedo se reflejaba en sus ojos al mirar las luces de las linternas que carga-ban algunos policías montados en sus caballos, los faroles buscaban un solo objetivo y ese objetivo eran ellos. Pasaron los minutos y finalmente las pisadas se hicieron lejanas; Akio destapó la boca de su hermano, ambos se miraron con lágrimas en los ojos y finalmente se fundieron en un triste abrazo, con sólo la bombilla entre sus pechos.

Pasaron las horas, los dos hermanos caminaban en silencio por el bosque con la bombilla en mano, como si les iluminara el camino, a veces se detenían para oír algún ruido extraño, temblaban y hacía frío, hasta que sus pies no pudieron más y se desplomaron cerca de una charca cercana al lado de un árbol, había una especie de musgo debajo del mismo, era acolchado y por como olía, no parecía ser venenoso.

En pocos minutos sus estómagos sonaron levemente, habían pasado el día entero buscando aquella tienda y mitad de la noche buscando en el cubo de basura de la misma, el otro cuarto de la noche se les había ido escapando y finalmente ahí estaban, pocos minutos desperdiciados caminando sin rumbo.
-Akira…-Susurró su hermano.

-¿Tienes hambre?-Preguntó el peli azul.

-Sí…Y, tal parece hay peces en esa charca-Señaló el pequeño lugar lleno de agua.-Crees… ¿Qué podamos comerlos?-Preguntó el gemelo gateando hacía la misma.-Ah…Pero no veo nada.-Farfulló algo molesto, Akira suspiró mirando la bombilla.-Supongo que pasaremos esta noche sin…-

-No, hay otra forma, hermano-Con la poca fuerza que le quedaba, Akira se levantó limpiando sus lentes como podía con la sucia camisa, agarro la bombilla por la base y caminó a duras penas hacía Akio. El negó enseguida entendió el significado de aquello.-Akio…-Su hermano hizo una mueca, él niño suspiró.-Hay que intentarlo, hermano es nuestra única esperanza.-Akio negó resignado, ambos se sentaron junto a la bombilla, los dedos de Akira rozaron la superficie lisa de la misma, nada pasó, su hermano suspiró ne-gando.-Te lo dije…-

-Espera, creo que ya sé porque no funciona.-Akira se acercó a la bombilla, le miraba con intensidad y concentración.-Las veces…-Dijo.-Que pude encen-derlas explotaron, estaba furioso.-Murmuró, Akio asintió levemente enten-diendo, de repente el gemelo agarró la bombilla-Yo…Nos costó mucho tener esta bombilla, por eso…Bueno, si crees que podamos encenderla “mágica-mente” como paso esa vez…Yo…Lo haré.-Afirmó con decisión, Akira parpa-deó varias veces impresionado.-¿Estás seguro?-Akio asintió-Sí, tengamos un poco de esperanza esta vez-El pequeño se canalizó por dentro, no había luna, todo estaba tan oscuro…Debía poder hacerlo, debía poder lograr un pequeño destello de luz, algo que les iluminará la noche, las esperanzas y posiblemente las ganas de seguir adelante juntos.
Entonces, como si hubiera sido un deseo, la bombilla se encendió.

-¡¿AH?!-

Akio dejó caer la bombilla al suelo, la misma se apagó de inmediato, Akira abrió la boca de la impresión y se alejó un poco del artefacto. Ambos herma-nos se miraron estupefactos pero enseguida una sonrisa de emoción apare-ció en ambos rostros.

-¡LO LOGRASTE!-

-¡S-SÍ!-

-¡LA ENCENDISTE!-

-¡VAMOS A VIVIR!-

-¡SÍ!-

-¡SÍ!-
La celebración fue interrumpida por el ruido de sus estómagos, ambos rieron traviesamente enseñando unos pequeños caninos, Akira se acercó a la bombilla y la tomó con sus manos temblorosas, la bombilla se encendió así como un fuego empezó a arder en el pecho del niño por la emoción.

-Y-yo también pu-puedo...-El peli azul no cabía en el gozo de por fin poder encender la bombilla, aunque creían en el fondo que era peligroso y que tal vez estaban dejándose llevar demasiado por “esa cosa” que los poseyó cuando en realidad, era un buen augurio.-A-ah… ¡ay!-Sus manos quemaron un poco por la intensidad de la luz, volvió a soltar la bombilla y esta se apago, Akio se acercó curioso.-E-estoy bien, sólo debo concentrarme…-Akira tomó aire y agarró la bombilla por la base, esta desprendió un tenue brillo como si acabara de nacer.-C-creo que así está bien…Vamos-Le indicó a su hermano mientras se acercaban con cuidado a la charca, la luz hizo su trabajo e iluminó el agua, habían unos cuantos peces no muy grandes y ni tan pequeños, eran de un tamaño aceptable, los hermanos se miraron con decisión, más Akio parpadeó estupefacto al ver a Akira y es que hasta ahora era que lo había podido ver mejor.

-Akira… ¿Qué le paso a tu…todo?-Preguntó algo temeroso, él no comprendió de que hablaba hasta que con cuidado su hermano tomó la bombilla y señaló su reflejo en el agua, Akira se alejó instintivamente de su propio reflejo conmocionado por su nuevo aspecto y es que ahora si iba a ser muy fácil diferenciarlos.

Su cabello se había vuelto al completo azul sólo unos leves mechones sobre-salían por el color rubio, sus ojos antes grises ahora eran amarillos, ¿en qué momento había cambiado tanto? Miró a su hermano, él también había cambiado pero a diferencia de él, su cabello era más rubio que azul y sus ojos seguían siendo grises ¿Fue la cólera lo qué hizo que su aspecto cambiara más rápido que el de él?

-Bueno, ahora sí podrán diferenciarnos-Dijo con humor Akio tratando de alivianar la sorpresa, funcionó, Akira rió.

-Sí…Pero ahora resaltaré más, eso no es muy bueno.-Murmuró decepciona-do, Akio negó rápidamente.
-No importa hermano, buscaremos una solución iremos a las ciudades de noche hasta ahora nos ha funcionado ¿no?-Él asintió, se acomodó sus gafas y volvió a mirar la charca.-Bien, espero no  tengan dientes…-Musitó para sí mismo mientras introducía la mano en el agua, Akio acercó la bombilla para iluminar mejor, hizo una mueca al ver la mano de su hermano tratando de agarrar algún pez.-¿Por qué podemos hacer este tipo de cosas?-Akira le miró de reojo confundido, el niño suspiró.-Quiero decir…Esto, encender bombi-llas, generar electricidad de no sé…¿Nuestras manos?-Akira dio un respingo.-¡Ya casi…! ¡Agh…!-Sacó la mano del agua, nada.-Casi lo tenía-Negó, luego miró a su hermano.-Yo…No creo que tengamos que preocuparnos por eso ahora, bueno, no ahora-Se acomodó las gafas algo rotas mientras veía el agua.-Tal vez, le saquemos ventaja a esto-Aseguró mientras volvía a meter la mano en el agua, Akio suspiró.

-¿Qué clase de cosa nos poseyó?-Preguntó de la nada.

-Creo que las llamaban “Bestias del Bosque” tenían el aspecto de un zorro grande…O al menos eso fue lo que escuche del cura Gabriel.-Respondió su hermano.

-Pero… ¿no se supone que debemos sentirnos diferentes?-

-Puede ser, yo aún me siento igual-Se encogió de hombros, el chico abrió los mismos con una sonrisa.-Lo… ¡Tengo!-Y en efecto, por fin saco un pequeño pescado, el mismo se movía como loco una y otra vez.-La cena está servida-Dijo con humor el peli azul, Akio rió sosteniendo la bombilla.
-Sí, pero eso no servirá para alimentar dos bocas hermano.-Refutó el niño.

-Aguafiestas.-

Y por un momento, hasta el bosque quiso unirse a las risas inocentes de ambos niños.

Los tenues rayos del sol trataban de colarse por las ramas de los árboles, Akira abrió un poco los ojos somnoliento, miró a su derecha con la vista desenfocada, a su lado había… ¿Un animal? No, era más como un cachorro de algo…Tenía orejas largas, pelaje ¿gris con machas azules? Y no parecía tener cola…-¿A…ah?-Él parpadeó ligeramente aún somnoliento, era un animal…Pero ahí era donde estaba su hermano…Akio…Cerró los ojos nueva-mente soltando un leve suspiro, luego los abrió de golpe.- ¿¡Qué?!-Se alejo de inmediato de ahí frotándose los ojos una y otra vez, Akio se quejó levemente y levantó la vista hacía su gemelo.- ¿Qué te ocurre?-Murmuró hastiado, se estiró mientras se levantaba, no había rastro de la extraña criatura que había visto hace rato.- ¿Pesadillas?-Preguntó el niño.

-¿Dó…A dónde se fue esa cosa?-Soltó preguntando rápidamente mientras miraba hacía todos los lados posibles, Akira se acomodó los lentes mientras trataba de ver a donde pudo haber ido el animal, no era más grande que un perro pequeño de caza, lo sabía porque ya uno los había atacado cuando quisieron dormir en una granja “abandonada”.- ¿El qué?-Akio arqueó una ceja mirando la charca casi seca, luego su mirada volvió a su hermano.- ¿Viste algún animal? ¿Era grande, era un lobo?-Akira miraba los árboles con insistencia.-N-no…Era pequeño, como un perro de caza o algo así-Explicó bastante inquieto.

-Ah…Entonces ¿te asustó una ardilla?-Rió su hermano mordisqueando algo parecido a un pequeño esqueleto de pez, tal parece eso era lo que quedaba de la cena de anoche. Akira frunció la nariz, luego negó.

-Olvídalo-Musitó.

Los gemelos iban corriendo por el bosque, sus manos estaban unidas como si no quisiera perderse mientras Akira iba al frente con la bombilla en mano tal parece querían llegar por lo menos a la mínima distancia de algún pueblo para poder actuar de noche, ya verían como se las arreglarían para controlar esas extrañas “magias” que hacían con la electricidad en sus manos; llegaron a un pequeño arroyo y debajo de un puente se sentaron a esperar a que se hiciera de tarde, mientras tanto practicaban con la bombilla. El gemelo de gafas empezó a explicarle la criatura que había visto a su lado, su hermano no había dejado de insistir en ello durante el camino.

-¿Un zorro dices?-Luego de unas horas de haber practicado, la bombilla iluminaba bastante la oscuridad que había debajo del puente, Akira asintió.-Sí, no sé cómo explicarlo realmente…-Admitió.-Pero estaba justo en el lugar donde se suponía que dormías-Akio dio un leve respingo recordando algo, miró a su hermano bastante temeroso.

-Creo…Que eras tú.-Su gemelo le miró estupefacto.

-¿Qué? ¡Yo no pude verme a mí mismo!-La bombilla empezó a brillar más fuerte.

-Bu-bueno…Es que yo también me desperté, fue casi amaneciendo en reali-dad…Yo vi…Algo parecido a lo que me describiste, pero estaba en el lugar donde se suponía que tu dormías.-Akira arqueó una ceja, frunció el ceño más.

-Eso es ridículo.-

-Que tú lo hayas visto no significa que yo tampoco pueda verlo.-

-¡Pero hace unas horas dijiste que seguro había visto una ardilla!-La bombilla brilló más.

-¡Eso no es lo que quise decir!-Y brillo más.

-¿¡Entonces qué?!-

Los gemelos se gritaban furiosos, peleaban por algo estúpido, si no paraban iban a descubrirlos además el interior del puente hacía mucho eco.

Akio apretó los puños con fuerza, la bombilla parecía a punto de estallar.-Entonces tal vez nos estemos convirtiendo en bestias, ¿no?-Habló alto y claro, Akira abrió los ojos de la sorpresa y frustración, antes no le hubiera dolido, pero por alguna extraña razón eso lo hizo enfurecer.

-¡Nosotros no somos bestias!-

Sí lo son

Un estallido, pedazos de vidrio volando de aquí y allá, un desagradable olor a quemado inundó el aire, ambos gemelos parpadearon levemente, miraron hacia abajo y ahogaron un grito, era una bola de luz o de…Electricidad, había salido de la bombilla, la misma se encontraba cerca del agua ya destruida. Akio miró a su hermano, en mirada se reflejaba el miedo.

-E-eso fue…-Susurró Akio, Akira sonrió abiertamente.- ¡Fantás…!

-¡HORRIBLE!-Gritó el gemelo, se levantó rápidamente mirando la bola con horror.-Esto se nos fue de las manos hermano.-Akira le miró incrédulo.- ¡¿Por qué dices eso?!-El pequeño se alejo dando pasos hacia atrás, choco contra la pared de tierra.- ¿N-nos volveremos locos?-El niño se acerco a su hermano rápidamente.- ¡Deja de pensar eso! ¡No nos volveremos locos!-Su pie por error rozó la extraña bola salida del bombillo y la energía recorrió todo su cuerpo, Akio se tapó la boca completamente espantado.

La energía de la bombilla se sentía  tan bien, como un gran impulso de adre-nalina para el cuerpo del niño, era extraño…Había oído de parte de las demás personas que dolía cuando te electrocutabas, pero en realidad se sentía bien…Muy bien. La energía almacenada en la bola se transportó a la mano del muchacho, Akira tembló ligeramente y luego miró su mano impresionado, se veía la electricidad sobresalir de su piel mugrosa y cicatrizada. Akira alzó la mirada a su hermano, pero cuando menos lo pudo asimilar él ya había salido corriendo.

“No puedes negar quien eres ahora,

Quien fuiste desde un principio, pequeña vasija.”
-¡Akio, espera!-

Su hermano corría más y más rápido, adentrándose a la ciudad.

-¡NO, NO QUIERO!-

Gritos de personas, caballos relinchando al ver a los niños pasando rápida-mente, varios mercaderes señalaron a los gemelos, Akira apretó los dientes de la rabia cuando oyó a los oficiales detrás de él, pero extrañamente se había vuelto más rápido de lo normal, Akio no estaba tan lejos pero se veía claramente asustado.

El rubio cayó de bruces y los caballos empezaron a rodearlo, su gemelo peli azul entró en pánico, no iba a dejar que lo atraparan.

-¡Déjenlo en paz!-

Mátalos.

Se escuchó el grito de dolor de uno de los caballos, Akira fue expulsado hacia atrás, adolorido logró levantarse mientras la sangre caía de la comisura de su labio, una clara mordida parecida a la de un animal se veía bastante visible en la pata del caballo. No había momento para pensar, el peli azul apretó una de sus manos y de repente, todos los artefactos que usaban electricidad empezaron a estallar.

De un momento a otro ambos gemelos escapaban de aquél lugar mientras todo artefacto eléctrico explotaba.


Sentencia de Nacimiento [PARTE II]
Parte 2I am a dummy! 

:pearla:Parte 1                                     :pearla: Parte 3

Loading...

deviantID

MeiOne's Profile Picture
MeiOne
( ͡° ͜ʖ ͡°)
Artist | Hobbyist | Literature
Venezuela

Aries||15|| ♀||Venezuela||18 de Septiembre (♍)||Escritora||Una vez descubrió una moneda en su Arepa||












¡Bienvenido a mi Infierno Compacto!||Welcome to my Hell Compact!



Icono: :icongeni-chi801:








Antes que todo, Antes que nada :iconhihiemoteplz:



Bueno, soy Mei una chica normal viviendo en un país en crisis :iconyeyfaceplz: con un amor platónico por las arepas, los panqueques y las oreo. Me llamó Aries y NO, no soy Aries soy Virgo >:U Así que no vengan a chingar con sus chistes irónicos si no quieren que reparta coñazos(?)
Pero aún así te quiero :meow: (?)


Aún así, te agradezco tomarte tu tiempo para pasar por aquí, es tedioso esperar a que los perfiles carguen. Así que agarra un vaso de leche de chocolate para el camino



Well, I'm a normal girl Mei, living in a country in crisis :iconyeyfaceplz: with a platonic love for arepas, oreo and pancakes. I called Aries and NO, I am not Aries, I am Virgo >:U so do not come to fuck with his wry jokes if you do not want to annoy me.
But even then I love you :meow: (?)



Still, I thank you for taking your time to go through here, it is tedious wait for load profiles. So grab a glass of chocolate milk for the road


Free Pencil Bullet by BunsDream Animes





Computer Bullet by Pastel-BunBun Social Networks





Sun Mood Icon by Gasara Series||Películas



More Harry Potter Stamp by MissingHorcrux We Bare Bears Stamp by Amalockh1 Gravity Falls Stamp by xioccolate The Amaaaaazing World of Gumball by stampsnstuff Star vs The Forces of Evil Stamp by xioccolate Over the Garden Wall by stampsnstuff Steven Universe Stamp by xioccolate :thumb323632941: I love Big Bang Theory by nekomimipii Avatar: The Legend of Aang-Korra Intro-Stamp by MexicanSushi Avatar: The Legend of Korra Opening Stamp by MexicanSushi Undertale Stamp by Southrobin:thumb584579656: Criminal Minds fan stamp by Chasing--Echoes Disney Stitch + Pillow Stamp by TwilightProwler Dreamworks Jack Frost + Seen Stamp by TwilightProwler Disney Tiana + Salute Stamp by TwilightProwler Dreamworks Older Hiccup + Toothless Stamp by TwilightProwler Disney Yzma + Headache Stamp by TwilightProwler Laika Coraline + Cat Stamp by TwilightProwler


Music Note Bullet by Pastel-BunBun Música





Idiomas||Languages







Mi Ohana :heart:


:icondannazatkune0902: :iconvoiddraig: :iconcookiefiolee: :iconangelaik0: :iconzoba22:







Hey, amigo, gracias por la visita.||Hey, buddy, thanks for visit.





El arte, pixeles, GIFS etc. No me pertenecen, créditos a esas bellas personas.||Art, pixels, gifs etc. it's not mine, those beautiful people credits for their work.

Interests
  • Listening to: El ruido de mis lágrimas(?
  • Reading: Esta vaina.
  • Watching: La pantalla pana.
  • Playing: LA ARRECHERA y...lo sad
  • Eating: Saliva con agua(?
  • Drinking: Agua(?
Bueno, el  aburrimiento de un domingo por la tarde me volvió a joder el día, además mi mente no ayuda mucho a imaginarme nada más que sólo el sufrimiento de mi OTP :) 
Equis ps(?), encontré este tagg...Otra vez(?), así que decidí volverlo a hacer :v 

además que el mismo motivo no me deja continuar la historia de Akira y Akio, je

1. Coloca estas reglas
2. Anota 8 cosas sobre tu personaje
3. Taggea a 8 personas
4. Pon los nombres de los OC's y los de sus creadores

Viria Bagio

si quiere sabe como es ella vayan al perfil de Danna, idk(?)
  1. Le gusta la cocina...Pero lo único que sabe hacer es arroz con posho(?) y...Y pays(?)
  2. Suele leer obras clásicas por las noches...No es su culpa, la culpa es de su perra por gustarle Beethoven(?)
  3. A su padre le gustaba el teatro, por eso mismo ella desarrollo un gusto extraño por dibujar planos de algún teatro gigante que se le venga a la mente(?)
  4. Consiguió a Cocoa en una extraña situación...Estaba paseando por el parque unos días antes de egresar a la universidad y la encontró en un caja donde el enunciado ponía "Lleve sacos de energía maníaca"(?)
  5. Práctico karate de niña, aún tiene algunos premios en una repisa de su cuarto que ganó durante esa época, su meta era llegar a ser cinta negra(?)
  6. Su casa es grande, tiene una floristería en el piso de abajo y en los dos pisos restantes esta ubicada su casa~
  7. Es adoptada, ella lo sabe...Y no le importa nada vieja porque seguro ella era demasiado arrecha para sus padres(?)enrealidad,cý(?
  8. Le gusta y a la vez no su cabello esponjado, pero no le gusta cortárselo ella porque sería una complicación

Bueno, equis, ahora a las víctimas(?)
1.- :icondannazatkune0902:
Aragod 7u7
2.- :iconcookiefiolee: Los gemelos Creep (?)
3.- :iconangelaik0: Lo dejo a elección suya ;v

...No tengo a más nadie para taggear, fak(?)

Friends

Journal History

Comments


Add a Comment:
 
:iconfearlessfibrearts:
FearlessFibreArts Featured By Owner Mar 8, 2017  Hobbyist Artisan Crafter
Thank you so much for the dev watch and the fave!
Reply
:iconmeione:
MeiOne Featured By Owner Mar 18, 2017  Hobbyist Writer
You're welcome!
Reply
:iconmildarv:
MildaRV Featured By Owner Feb 10, 2017  Hobbyist General Artist
Gracias por el watch!! <333
Reply
:iconmeione:
MeiOne Featured By Owner Feb 13, 2017  Hobbyist Writer
No hay de que <3
Reply
:iconishali:
ishali Featured By Owner Edited Dec 19, 2016  Professional Digital Artist
Thank you for the fave!
2D by ishali  Here I come  by ishali
Reply
:iconmeione:
MeiOne Featured By Owner Jan 14, 2017  Hobbyist Writer
You're welcomeClap 
Reply
:iconfeliidae:
FELIIDAE Featured By Owner Oct 28, 2016  Hobbyist Digital Artist
Gracias por el watch y el hermoso comentario! :heart:
Reply
:iconmeione:
MeiOne Featured By Owner Oct 28, 2016  Hobbyist Writer
De nada :heart: Es un placer~
Reply
:iconmisellapuella:
misellapuella Featured By Owner Oct 25, 2016  Hobbyist General Artist
Thank you for the favourite <3
Reply
:iconmeione:
MeiOne Featured By Owner Oct 25, 2016  Hobbyist Writer
You're welcome :heart: !
Reply
Add a Comment: